miércoles, 21 de septiembre de 2016

Descubriendo Roses, Cadaqués y el sur de Francia

¡Buenas Hedwinianos! A principios de septiembre me encontré con una excursión de cuatro días muy interesante y como quedaban plazas... No dudé en contratarla. Y por ello, hoy puedo traeros esta entrada contándoos las sensaciones que tuve al visitar el sur de Francia, Roses y Cadaqués.
El primer destino y donde estuvo ubicado el hotel fue la población de Roses. Es una zona costera de Girona y jamás había ido antes. Debo decir que me encantó, se respira una tranquilad que se agradece enormemente.
Roses
Además para los amantes de las aves como es una servidora, la fauna que tienen es muy rica y constantemente puedes estar observando volando gaviotas, golondrinas... Y las exóticas cotorras argentinas.
Roses
Nada más llegar a esta población pudimos disfrutar de un tren donde te explican algunos de los puntos importantes. Es una forma de visitar tanto Roses como el Cap de Creus (un inmenso parque natural) cómoda y agradable. Tienen varios circuitos y si tengo la oportunidad de volver, pienso repetir alguna de las otras rutas sin lugar a dudas.
Roses
La primera ciudad que visité del sur de Francia es ya una vieja conocida: Carcasonne. El año pasado ya tuve el privilegio de pisar la cite, aunque fue una sensación agridulce ya que los imprevisto hicieron que no tuviéramos el tiempo suficiente para disfrutarla. Cosa que en esta ocasión no fue el caso y ahora sí me ha quedado la sensación de haberla visitado como Dios manda.
Carcasonne
Carcasonne
Para empezar tuvimos una pequeña visita guiada donde nos contaron algunos de los secretos de la restauración que ha tenido esta ciudad medieval. Terminó esta visita en la iglesia.
Carcasonne
Carcasonne
Otro asunto pendiente de la otra ocasión fue probar la famosa cassoulet. Es el plato típico de esa región y se podría definir en que es una fabada cocinada por los franceses. La espera valió la pena y lo disfruté muchísimo, igual que el primer plato que fue un poco de paté.
Carcasonne
Carcasonne
Por la tarde visitamos la zona que actualmente la gente vive y que se le conoce como bastida. Ahí pudimos ver de cerca uno de los accesos al Canal du Midi, evento que disfrutaríamos más intensamente al siguiente día.
Carcasonne
¿Qué es el Canal du Midi? Es un canal artificial que se construyó para poder conectar el mar Mediterráneo con el Atlántico. Atraviesa por ello toda Francia y fue una ruta de comercio y transporte de personas muy utilizada hasta la llegada del ferrocarril.
Canal du Midi
Actualmente sigue teniendo tráfico a nivel turístico o la gente que tiene sus barcos y viven en ellos, pero la gran actividad es la primera que he mencionado y que ha sido el motivo de mi visita. El punto más importante de este canal está situado en la ciudad de Béziers ya que la conexión de esta ciudad con el Canal du Midi se hace mediante un sistema de esclusas muy peculiar.
Canal du Midi
Los historiadores no se ponen de acuerdo en si son siete u ocho esclusas, pero sea el número que sea lo que nos importa a los visitantes es vivir este curioso sistema. Las esclusas entre ellas tienen una separación de altura, así que debemos sortear esta traba para acceder al canal. Para ello van cerrando y abriendo compuertas, moviendo de un lado a otro el agua y haciendo de esta manera que los barcos vayan adquiriendo altura. No me hubiera imaginado lo impactante que es esta acción hasta que lo he vivido en mis carnes.

Otra peculiaridad del Canal du Midi es que es el primer paso de agua que se le creó un puente. Este hecho lo podremos ver a la altura de la población de Colombiers.
Canal du Midi
Una vez terminada la excursión en el barco, tocó visitar un poco Béziers. Es una ciudad curiosa que desprende en cada rincón recuerdos de su historia, por ejemplo en la iglesia hacen referencia a Juana de Arco.
Béziers
No obstante quizás el punto que llama la atención a los visitantes y que creo que nadie ha osado irse sin inmortalizar en sus cámaras son los paraguas que presiden algunas de las calles del centro.
Béziers
Volviendo a Catalunya, la otra población que visité fue Cadaqués. Lo hicimos en un barco que cogimos en Roses y nos llevó al municipio donde vivió Salvador Dalí.
Barco Roses.Cadaqués
Cadaqués
Es otro rincón precioso de visitar y que me dio pena no poder disponer de más tiempo para contemplarlo como se merece. No obstante, pude ver la iglesia donde podemos ver uno de los retablos más grandes de Europa:
Cadaqués
Sus calles características y que son motivo de postales y protagonistas de las cámaras de sus visitantes:
Cadaqués
Y me quedó bien claro que el espíritu de Dalí sigue muy presente:
Cadaqués
Cadaqués
Cadaqués
El sabor que me ha dejado es muy agradable y espero que los lugares que disfruté de poco tiempo, en breve os pueda venir con otra crónica más exhaustiva. Finalizando, os animo a visitar el canal YouTube que comparte título con esta bitácora y ver el vídeo que le he dedicado a esta salida.
Cadaqués

No hay comentarios:

Publicar un comentario