domingo, 24 de julio de 2016

Iba en serio, cautivando la ciudad condal

¡Buen domingo Hedwinianos! Los que me seguís de hace tiempo sabéis que me fascinan los musicales y que intento ir a ver todos los que puedo. Pues bien, este fin de semana al fin he podido disfrutar de la obra Iba en serio, con lo que me dispongo a narraros mi experiencia.
Es la obra que narra la historia de uno de los presentadores del momento de los medios audiovisuales de mi país: Jorge Javier Vázquez. Hace unos años se atrevió a escribir una autobiografía que obtuvo mucho éxito y que le dejó el suficiente buen sabor de boca para realizar esta propuesta más artística.
Iba en serio. Musical
Este hecho hace que al conocer este proyecto tengamos algunas dudas si merece la pena o no acercarnos al teatro, ya que a veces lo más mediático no es sinónimo de calidad. Y para públicos como una servidora que le gustan los musicales, nos entran más dudas si cabe. Pues bien: quitaros todos estos tabús porque la obra merece mucho la pena.

El primer punto que empezamos a notar que hay calidad y un gran trabajo detrás de todo el proyecto es cuando esperamos a que empiece el espectáculo. Nos encontraremos un pequeño sillón y nos indicaran el tiempo de espera para empezar la terapia. Habéis leído bien: la obra está ambientada en una terapia.
Iba en serio. Musical
En este enfoque nos encontraremos al propio Jorge Javier Vázquez haciéndonos partícipes de sus intimidades. Con toques de humor que hará que empaticemos y pasen los minutos volando, como momentos duros y que nos provocarán un nudo en la garganta. Es una obra contada cronológicamente desde el momento que nace hasta la actualidad.

Un grito de libertad y de mostrarse al mundo tal como es, nos encontramos con un Jorge Javier que disfruta cada momento de la actuación. No decae en ningún momento y podemos observar una satisfacción, una sonrisa de oreja a oreja en su aura en cada segundo interpretado. Mostrando una humildad que lo hace realmente grande.

El otro gran interrogante que tenemos es el tema musical: si el presentador está a la altura del reto de cantar en una obra y debo decir que... Aprueba con muy buena nota. Cuando comentó en su programa que recibía clases y que estaba practicando durante años, nos lo tenemos que creer e incluso ha puesto mucho empeño. Una servidora que ha pertenecido a una coral y ha tenido que lidiar con la técnica y la afinación, os reconocer que la entonación, respiración y afinación era sencillamente perfecta.

La otra gran protagonista es la Mari, la madre de Jorge Javier que interpreta encima de los escenarios la actriz Kiti Mánver. Es divina, el personaje con el que más empatizas y sencillamente un monstruo de la escena. Era otro de los alicientes que hicieron que me animara a ver esta obra y la verdad que no defrauda, incluso debo decir que verla en persona es mucho mejor de lo imaginado. Supera las expectativas.
Iba en serio. Musical
No he leído el libro para poder opinar si la adaptación es fiel o deja detalles importantes, pero como amante del teatro, reconozco que el guión ofrecido es sencillamente genial: equilibrado, fresco y muy bien hilado todos los detalles de la vida pública de Jorge Javier.

Antes de terminar me gustaría destacar y recomendar esta obra para no olvidar lo ganado u otros valores que a veces nos pasan desapercibidos. El gran peso que tiene la obra es la lucha por salir de la clandestinidad la homosexualidad, pero otro factor y que me he identificado mucho es el peso que dan a sus sueños rotos los padres a los hijos. Ese sentimiento que desprende de defraudar por no ser lo que se ha proyectado a uno es un sentimiento que comparto y que he vivido en más de una ocasión. Y es un hecho que creo que debemos de concienciar e ir cambiando.

También me alegro mucho del recibimiento que la ciudad condal ha tenido con su trabajo. Un detalle que muchas veces notamos las personas creativas es que nos sentimos más valoradas y queridas fuera de nuestra tierra que en ella. Se que en su caso ha sido de los más llamativos y palpables, con lo que ver los aplausos desde el primer instante que pisa el escenario hasta el final, ha sido una alegría y una honda satisfacción que mis paisanos hayan estado a la altura.

Y ahora si terminando: si eres una de las personas que dudabas de si ir al teatro o no, quitaros las dudas y dadle una oportunidad, porque la experiencia es muy positiva. Si sois de Barcelona esta semana sigue en el teatre Tívoli, pero en otoño la gira sigue, con lo que os recomiendo revisar el Twitter de la obra para saber nuevos destinos y fechas.
Iba en serio. Musical

2 comentarios:

  1. Me alegro mucho de que te haya gustado, Hed. Yo también iría con reticencias, pero creo que Jorge Javier tiene mucho más detrás de lo que aparenta por los programas que suele dirigir.

    Un saludo, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con la obra lo que terminas de darte cuenta es que toda imagen negativa que ha podido proyectar es producto de haberse puesto una coraza por el sufrimiento que ha llevado internamente como procesión. Así que me alegro mucho de haberme quitado tabús y hacerla podido ver :D

      Un abrazote bien gordote y... ¡Muchas gracias Carmelo por pasar!

      Eliminar