viernes, 27 de mayo de 2016

Un youtuber es...

¡Buen viernes, Hedwinianos! Hace unos meses harta de ver ciertos perfiles de haters que tenían algunos compañeros, realicé un pequeño borrador de guión para hacer un vídeo defendiendo la figura del youtuber y mostrando o reflexionando todo lo que no se ve en nuestros materiales, pero que tenemos que lidiar día a día si queremos seguir con nuestra profesión. Me fui enfriando y dejándolo de lado, pero creo que es justo realizar esta reflexión en alto si queremos tener mejor perspectiva.
Y es que aunque muchos nos vean como unos frikis y ególatras, ser creativos a muchos nos hace ser sensibles. Para algunos es una terapia, una forma de evadirse de sus problemas... Y para otros, ha sido una ventana de ir creciendo profesionalmente de una manera que sin la ventanita virtual, no habríamos tenido opción al no conocernos nadie.

Somos personas normales con vidas corrientes: somos estudiantes y/o trabajadores como el resto de mortales. Tenemos nuestros seres querido que requieren y exigen nuestro tiempo y atenciones, al igual que el derecho a tener nuestra vida personal y de ocio.

A muchos se les merma esta última ya que al no poder facturar lo suficiente para tener como profesión exclusiva la de youtuber y tener otros trabajos, tiran de esos momentos de ocio para realizar su afición. Cansancio y alguna bronca familiar si no se entiende ni comparte la pasión de grabar, pueden ser unos platos muy habituales en sus vidas.

¿Es digno entonces que reciban ciertas faltas de respeto y antipatía de la audiencia de esa red? Para mi no es justificable. Puede que no te guste ni compartas los temas que tratan, pero las críticas se pueden hacer de una manera constructiva para que ese creativo crezca y mejore para bien, o simplemente si de verdad la temática no va contigo, es tan sencillo como no ver esos materiales y dejarle hacer su camino.

También otra faceta que tenemos y que no se nos valora, es la de comunidad. Tanto en las creadas en los soportes de vídeos como en redes sociales o en foros, el fuerte son los comentarios e interactuar con tu audiencia. A medida que pasan los años y se va compartiendo alguno termina siendo un gran amigo. Otros que están solos ves que es un aire fresco el que alguien le dedique su tiempo y que su autoestima sane. Por ello, intentamos siempre tratar con cariño y aprecio cada duda, dedicándole más tiempo incluso que la propia elaboración de nuestros materiales. Función que también nos resta tiempo a otras actividades.

Así que... ¿Sigues pensando que un youtuber solo es un friki que sube vídeos?

Versión en vídeo

No hay comentarios:

Publicar un comentario