lunes, 14 de marzo de 2016

Hedwigan Vission. Marzo 2016

Buen lunes, Hedwinianos! La semana pasada fue bastante intensa y no me permitió llevar como me gustaría los proyectos, pero por suerte esta si parece que voy a poder hacer un sprint y que no se resienta. Hoy por ejemplo toca la reflexión del mes.
La cual os debo reconocer que me ha costado de escoger, pero creo que continuando la profundidad del mes pasado, le tocaba a esta. No me enrollo más y os dejo la imagen que origina todo el pensamiento:
Hedwigan Vission. Marzo 2016
La frase la vi por primera vez en un grupo agaporniano donde ando participando bastante últimamente, pero más que quedarme en el porque lo utilizó quien la colgó, quiero manifestar algo más general. Y es que sin duda, quizás hace referencia al gran problema y estigma que nos acompaña al ser humano.

Nos enseñan desde bien pequeños que lo importante es acumular, ya sean objetos, riquezas, conocimientos, amistades... Da igual el que, ¡pero ten mucho! Y lo cierto es que todo esto hace que nos olvidemos de lo que verdaderamente importa: nuestro bienestar emocional.

¿Por qué digo esto? Pues porque otra cualidad que se suma al acumular, es el miedo a perderlo todo, hecho que nos hace ser criaturas inseguras y con una facilidad al estancamiento abismal. Hemos hecho una filosofía de vida la frase: "mejor lo malo conocido, que lo bueno por conocer".

Esto hace que aguantemos trabajos que nos desagradan, que nos anulan incluso como persona... Los más nuevos no lo sabréis, pero antes de coger con fuerza esta bitácora y querer hacer carrera como creativa de contenidos en la red, trabajé como administrativa (o secretaria mejor dicho) en una academia. Ese trabajo tenía todo lo que odiaba, pero como eran ingresos, decidí estar ahí.

Pues bien, la factura que pasé fue la de salud, llegué a unos estados de mal estar indescriptibles. En ese momento fue mi tope y donde decidí frenar y buscar caminos que me llenaran más. Por suerte fui a mejor y por ello podéis aún disfrutar de mi, pero no negaré que el aprendizaje que tuve fue doloroso para mi ego, pues: no se agradeció para nada mi entrega. No hubo ninguna palmadita del trabajo bien hecho, ni un agradecimiento en abierto por las horas extra y la implicación personal a esa empresa. Somos un peón más y por ello, simplemente nos sustituye el siguiente.

Este hecho debo reconocer que se me ha repetido siempre, tanto a la hora de dejar alguna comunidad que hubiera gestionado, algún proyecto creativo de blogs o por YouTube... Nunca han habido gestos de agradecimiento. Alguno de que me pensara la situación si, pero una vez es firme... No existes.

Así que si no te gusta algún lugar, lo que haces no te agrada... Coge impulso y vuela bien alto, porque si no lo haces solo se va a ver afectada una persona: tú.

No hay comentarios:

Publicar un comentario