domingo, 24 de enero de 2016

Fin de año en Dublín

Buenas tardes, Hedwinianos! La verdad que tengo muy abandonado el blog y el canal de YouTube Hedowichi Rulomaki, y ya me está dando bastante vergüenza... Pero son ciclos que tenemos y que hay que adaptarse y fluir, no? Así que por mi parte me lo tomo con filosofía y solo esperando que febrero si pueda tener un ritmo bueno de publicación. Tengo muchas entradas como pendiente, pero he creído que la mejor para empezar sería hablaros de mi entrada al año 2016.
En los Hedwigan Vission ya lo he manifestado en alguna ocasión que en mi casa las navidades de comilonas y reuniones familiares no existen desde hace años, y que la opción favorita de mi madre es poner maletas de por medio. Irlanda siempre le ha fascinado, y este año encontramos una oferta que acompañaba, así que decidimos ir a Dublín, la capital de la isla esmeralda.
Dublín
Uno de nuestros miedos y que se repetía mucho cuando decíamos que íbamos ahí era: que el frío era muy fuerte. Es una isla con mucha humedad (de ahí que sea tan verde e impactante), con lo que la sensación de estar calado y con sensación de frío era muy repetido. Y quizás por este aviso o que Barcelona en humedad también va servida, no nos vimos afectadas. Es más, molesta más el tipo de lluvia que al ser suave pero va acompañada de aires fuertes, deja a los paraguas afectados. Con lo que mi recomendación si vais en esta época es que tengáis un chubasquero bueno y potente.
Dublín
También otro detalle que no me informaron y que despista mucho es que el gaélico lo tienen muy presente y en todos los carteles se ve reflejado como idioma principal, siendo el inglés secundario. Cuando ya te familiarizas queda como anecdótico, pero llegar al aeropuerto y ver un idioma extraño en todos los carteles... Desconcierta y despista.
Dublín
Para llegar a la ciudad utilizamos una de las compañías de buses que disponen, en concreto Airlink Express. Se puede conseguir un tíquet de ida y vuelta o solo ida. Nosotras optamos por esta segunda opción por si al final decidíamos utilizar otro transporte a la vuelta. Pero si volvéis con el bus, os comento que se puede comprar en quioscos los billetes o al mismo conductor, pero para este como no suele tener cambio, deberíais de tenerlo justo.
Dublín
Aunque es una ciudad pequeña, hay suficiente para ver y la verdad que dos días como fue nuestro caso se hace muy corto. Es por ello que tenemos ganas de volver y poder terminar de contemplar todo, pero por suerte algunos puntos emblemáticos si puedo decir que los he disfrutado, como es su zona carismática de bares: Temple Bar.
Dublín
La catedral de Saint Patrick.
Dublín
La famosísima Molly. Es un mito que no se sabe si existió, pero es uno de sus emblemas y la foto con su estatua no puede faltar en un buen álbum turístico de Dublín.
Dublín
En el terreno de parques, pudimos disfrutar de Saint Stephen's Green. Un parque conocido porque la guerra se paró para alimentar a los patos que residen en él.
Dublín
Dublín
Dublín
Dublín
O la Christ Church Cathedral, la iglesia más antigua de Dublín. En ella es donde van los irlandeses a esperar el cambio de año, hecho que hicimos y vivimos.
Dublín
Dublín
En ella también en la visita podemos observar colecciones de trajes de la serie Tudor, o a unas momias bien curiosas que se encontraron en la restauración del órgano: un ratón y un gato.
Dublín
Dublín
Otro aspecto que sorprende y que en cualquier punto que visitemos podemos ver es lo presente que tienen el hecho de la hambruna. En estos dos templos que os comento se reflejan escrituras o estatuas donde se refleja como tienen de presente la pobreza, y por la ciudad también podemos observar otros referentes.
Dublín
Además del turismo más clásico, tuvimos la oportunidad de visitar las zonas comerciales, que es otro aspecto que si se busca información sobre Dublín, te comentan. Es curioso ver como hay empresas que trabajan con otro nombre al que conocemos en el resto del mundo, aunque otras por contra son un clásico, como podría ser la Disney Store.
Dublín
Dublín
También al haberse estrenado la película de Star Wars, era muy divertido caminar por la ciudad, ya que estaba inundada de detalles. E incluso me sorprendió que si tienen un toque friki y que para amantes de las Pop! puede ser un buen destino para encontrar alguna figura que cueste de encontrar físicamente.
Dublín
Los desayunos la pega es que casi todos los locales abren a las nueve, y como la ciudad cierra pronto la actividad, puede hacer que ir a esa hora se vaya justito de tiempo, con lo que mi recomendación es fichar locales como Starbucks o Costa Coffee, que son de los primeros en abrir.
Dublín
Dublín
En comidas no hay quejas porque hay también variedad, en especial en Temple Bar si gustan las pizzas, hay muy buenos locales.
Dublín
Lo poquito que he podido ver ya comento que me gustó mucho, y que ando con la mira puesta en ir en mejores épocas para poder terminar de ver lugares como el Trinity College, el puerto, la fábrica de la Guinners... O ir a excursiones como Tara.
Dublín

No hay comentarios:

Publicar un comentario