lunes, 14 de diciembre de 2015

Hedwigan Vission. Capítulo 86

Buen lunes, Hedwinianos! Mañana es día quince y por ello... Estamos en lo que yo denomino: la semana fantástica de Hedwig Kudo. ¿Por qué? Pues porque mi nefasta planificación mensual ha hecho que todas las secciones mensuales se publican en esta semana. Pero dicen que sarna con gusto no pica, así que... Empezamos con alegría y con la primera sección: el Hedwigan Vission.
Como siempre hacemos con este apartado, os dejo la imagen y empezamos:
Hedwigan Vission. Capítulo 86
Esta frase está sacada de una gran película: En busca de la felicidad. La plasma el personaje de Will Smith después de una situación que vive con su hijo. A mi en su momento me impactó mucho y creo que es la que mejor describe mi situación actual o mejor dicho: lo que me ha perseguido estos últimos años.

Desde que decidí dejar la formación universitaria y entrar en el mundo alternativo para intentar profundizar en el mundillo de los loros, he visto que muchos han pensado que era incorrecto e incluso han intentado abrirme los ojos para que enderezada de nuevo mi rumbo. Este hecho se incrementó más en cuando tuve la loca idea de que quería ser blogger y vlogger a nivel profesional.

Han sido unos años de asfixia económica ya que son proyectos lentos, que cuesta encontrar un espacio en el ciberespacio y en especial: cuesta de avanzar si no consigues tener un apoyo emocional. Este último punto reconozco que ha sido difícil de llevar y que ha sido una prueba muy fuerte de mi determinación.

A día de hoy no puedo decir que haya conseguido una estabilidad. Si es cierto que han ido llegando puntos atractivos y que animan a seguir, pero no puedo decir que haya conseguido ver el final del túnel. Ahora bien: ¿qué me hubiera perdido si no hubiera tomado esta decisión? Pues mucho.

Primero he conocido a grandes personas que en la actualidad puedo llamar amigos. Segundo, he conocido a otros tantos que hemos ido forjando alianzas para ir haciendo proyectos potentes, o que a la larga me ha servido para el momento actual.

Y es que si no hubiera querido ser blogger... Ahora mismo no estaría viviendo este momento dulce de poder decir que he escrito un libro! O lo hubiera hecho pero no publicado, ya que gracias a entrar en Bloggerizados me he acercado al mundo editorial y he podido tener una situación agradable de control en la creación de mi criatura.

La vida no es fácil ni rápida, tiene su ritmo y sus momentos de evolución. Pero para que lleguen las cosas hay que creer, ser fuertes cuando llegan las sombras intentando hundirte y paciencia. Si se juntan en su justa medida todos estos factores, el éxito está asegurado. Yo por ejemplo, no me arrepiento y ando disfrutando de la llegada de Universo Agapornis. ¿Y tú? ¿Te animas a vivir tu sueño?

No hay comentarios:

Publicar un comentario