jueves, 19 de noviembre de 2015

Truman, ¿cómo te despedirías de los tuyos?

Buenos días, Hedwinianos! Se me ha atrasado más de lo pensado esta reseña de cine, siendo las secuelas de tener muchos frentes abiertos. No obstante dicen que nunca es tarde, así que me dispongo a invertir este tiempo en presentaros a: Truman.
Es un film raro de que os hable, ya que por un lado es cine español el cual reconozco que no suele tener mi simpatía, y segundo es un film de festivales y muy profundo. Pero hubo algo que me atrapó desde el primer segundo que supe de su existencia, que me hizo tenerla muy presente.

Las ganas de visionarla fueron aumentando en cuando apareció el cartel oficial en España, y es que el protagonista perruno estaba muy presente y se me iba constantemente la vista a él. Unido a los premios que fue cosechando, aproveché que mi acompañante no quería ir a ver el film que me apetecía y nos metimos en la sala de Truman.

Desde un inicio nos muestra que va a ser una película intimista y con una crudeza emocional inimaginable. El director no quiere que empatices con los personajes, si no que el espectador en todo momento es un observador, que le falta información para poder juzgar, ya que aunque terminas conociendo a todos los personajes, siempre queda una parcela de intimidad y que no puedes romper para sentir una conexión total.

Otro de los puntos que sorprende es que aunque los protagonistas y los que en todos los trailers aparecen son Ricardo Darín y Javier Cámara, el verdadero protagonista y el hilo conductor (aunque no siempre aparezca), es el perro. Es una pieza tan fundamental, que le da el título a la película.

Es un film que desprende la palabra despedida en todo momento y que el director no esconde ni mantiene la sorpresa. Deja entrever desde el primer segundo cual es la causa, y nos deja bien claro que como indico en el título de la reseña: es un film donde se habla sin tapujos de la muerte.

A mi personalmente me ha encantado porque se tocan aspectos que a nuestra sociedad le cuesta mucho de entablar, ya que hablar de la muerte es aún un tema muy tabú, aunque paradógicamente es el destino final de todos nosotros.

En el aspecto animalista, impacta ver las decisiones que el personaje de Ricardo Darín debe tomar respecto a Truman, puntos que me encanta que se traten con tanta normalidad, ya que los animales son parte de nuestra familia y en ciertos aspectos, deberíamos tenerlos presente. Los amantes de animales longevos como son los papagayos quizás lo tenemos más arraigado, pero como en las mascotas mayoritarias no suelo verlo, es un punto que me ha encantado observarlo en un film.

Todo esto hace que sea una película lenta, profunda y que para los pequeños de la casa no recomiendo. Para el apartado de adultos, si os gustan los films de darle al coco y que emocionalmente toquen, es una buena candidata. Que si además os gustan los animales, lo tiene todo para que no os defraude.
Reseña: Truman

No hay comentarios:

Publicar un comentario