jueves, 26 de noviembre de 2015

Hablemos de... Je suis Hipocresía

Buenas noches, Hedwinianos! Es muy raro que publique a estas horas de la noche, pero me apetece sacar de una vez este Hablemos De y que no le pase como algún hermano suyo que por tardar y ver que había perdido el sentido de hacer una entrada de este tipo, se han ido al cajón del olvido. También no quiero tardar en realizarlo no sea que vengan las voces de la cautela y lo ahoguen. Hoy me apetece hablar de la hipocresía que nos acompaña en alguna ocasiones.
Particularmente en los momentos en los cuales estamos viviendo. Lo sucedido en Francia es una desgracia y siento que se haya llegado a esta situación, pero cualquier acto de violencia es igual de detestable y me duele o mejor dicho, me da asco que nos callemos o no nos solidaricemos.

La primera vez que pasó algo en Francia y se utilizo la fórmula de "Je suis" (yo soy en francés) no quise sumarme a la marea de poner una publicación o esa frase en mis perfiles porque consideré que es un movimiento borrego: si lo hace todo el mundo, tu también lo tienes que hacer o si no, eres un insensible. Pues... ¿Cuál fue mi sorpresa que un acto más desagradable y de mayor tragedia como ocurrió en Kenia apenas se habló? Muchos medios simplemente fueron pequeñas frases, y si llegó a la gente fue gracias a las redes sociales.

Apenas vi muestras de condolencia, carteles o indignación.... Y esto me plantea el eterno debate de: ¿existen vidas de primera y de segunda? Yo creía que no, pero cada vez que veo como nos manejan y nos dejamos manipular, esta bien claro que si es así.

Y por ello, os invito a la autocrítica: ninguno de nosotros queremos violencia, pero si dejamos que actos como estos nos manipulen y simplemente sirvan para separarnos, vamos mal. En un segundo nos han dejado sin libertades por "nuestra seguridad" y han conseguido volver a enfrentar religiones o que inocentes como son los refugiados de Siria se ven afectados, ya que algunos les ha ido de perlas como excusa para no ayudarles, o en el caso de los que siguen en su país, verse más amenazados con los bombardeos.

Ni me siento orgullosa por estos hechos, ni me siento más segura por tener a la polícia/militares fuera. Es más, debo reconocer que ver en aumento me da más desconfianza, no me hacen sentirme protegida y viendo ciertas prohibiciones que andan sufriendo Bélgica o Francia, me hace ver más claramente que siempre hemos sido prisioneros y no libres, solo que ahora no disimulan.

Me solidarizo con cualquier acto injusto, sea un asesinato directo o una víctima de la crisis que por verse una carga o que no puede, ha decidido dejarnos. Porque no hay que olvidarlo: aunque no sea fruto esa pérdida un atentado o una arma, ha sido un asesinato encubierto que hemos permitido.

No voy a decir a nadie como actuar y si os sentís a gusto o queríais llevar esos carteles o X bandera en vuestros perfiles adelante, pero por mi parte dejo claro que no me voy a dejar llevar por estas corrientes y: que no me dejo manipular, siendo toda injusticia valorada por igual y rechazada.

Versión en vídeo

No hay comentarios:

Publicar un comentario