domingo, 13 de septiembre de 2015

Visita a Montserrat. Agosto 2015

Buen domingo, Hedwinianos! Aprovechando que esta semana no me ha dado tiempo a preparar una reseña de cine, voy a traeros una de las entradas pendientes de salidas. Para ser exactos, os voy a narrar mi experiencia por Montserrat.
Es una montaña que tenemos cerca de Barcelona y que sin duda es uno de los atractivos turísticos que tenemos en la zona. Atrae a muchos visitantes y hay que reconocer que con razón ya que es un lugar especial, pero también debo ser sincera que por estar muy vinculado con la iglesia me crea bastante rechazo.
Montserrat
No obstante desde que soy muy pequeña siempre ha habido una meta pendiente: subir a Sant Jeroni, el pico más alto de los que forman esta montaña. Así que más que hablar o enseñar la parte más comercial y más eclesiástica, vamos a enseñar la parte que senderistas y montañistas aman.
Montserrat
Aunque se puede realizar en un día y volver con el tren/coche, nosotras decidimos hospedarnos unos días en su hotel. Este hecho hace que incluyan el transporte del cremallera de forma gratuita para todos los días de estancia. No obstante, hay que saber que está pensado para la gente que va en coche, con lo que si nos acercamos con los ferrocarrils, no os de vergüenza y preguntad a los responsables de la estación, los cuales se pondrán en contacto con la siguiente estación y prepararan los tiquets.
Montserrat
Montserrat
Hay muchas formas de subir a Sant Jeroni, pero si buscáis facilidad y un camino suave y asfaltado, os recomiendo ir por Sant Miquel si queréis caminar desde abajo. Es un camino que conecta con Sant Joan y ahí, ya se accede al nuevo camino habilitado para el pico más alto.
Montserrat
Si por contra queréis hacer un poco de trampa, disponen de un funicular que nos deja en Sant Joan, con lo que ahorramos unos tres quilómetros. Está fue la opción que decidimos para la subida y la verdad que fue una alegría, pues además al estar nublado se hizo muy ameno.
Montserrat
La única parte que se hace muy dura es a la hora de llegar al pico, que es un tramo de muchas escaleras y unido que es estrecho y hay mucha afluencia de gente, se hace algo agobiante, con lo que es un trayecto a realizar con muuuuucha paciencia.
Montserrat
La recompensa la verdad que lo vale, pues las vistas son alucinantes.
Montserrat
Nosotras aprovechamos para comer una vez bajado el pico, en la ermita que hay justo antes de iniciar el tramo más complicado. Vivimos una experiencia muy bonita con un herrerillo, que aún teniendo miedo, se atrevió a acercarse y pedirnos parte del bocadillo. Por ser tan inseguro no quisimos sacar la cámara, así que a cambio os dejaré la instantánea que vivimos con una de las rapaces de la zona, que la tuvimos muy cerca volando majestuosamente.
Montserrat
Que hablando de animales, no fueron los únicos. Hay bastantes gatos y fue inevitable acercarse a verlos.
Montserrat
El otro camino para acceder desde el monasterio a Sant Jeroni es el Pla del Ocells, o también conocido como el tramo de las 800 escaleras. Es muy bonito de ver ya que atraviesas todo el rato bosque, con lo que en días soleados y de mucha calor te protege, pero lo cierto es que es muy duro. Bajarlo ya se notaba, así que subirlo honestamente solo os diría si vais en buena forma y estáis acostumbrados a caminatas de dificultad media-alta.
Montserrat
Fuera de la excursión estrella y nuestro punto pendiente de la zona, comentaros que además del cremallera se puede acceder con un aéreo.
Montserrat
Y que a la hora de visitar templos, hay que reconocer que el monasterio es bonito. La entrada suele gustar mucho.
Montserrat
Aunque el interior tampoco se queda corto.
Montserrat
También es muy fácil de ir encontrando celebraciones y fiestas, sin ir lejos nosotras mismas en nuestro último día nos topamos con músicos.
Montserrat
En definitiva, para mi fue una estancia que reconozco que se me hizo algo dura, pero luego observando las instantáneas que sacamos, valió mucho la pena.
Montserrat

No hay comentarios:

Publicar un comentario