lunes, 31 de agosto de 2015

Los Cuatro Fantásticos, la unidad es la fuerza

Buen lunes, Hediwnianos! Al final la semana pasada tampoco pude ponerme al día como me hubiera gustado y siguen habiendo materiales pendientes, que espero que al fin esta semana si o si salgan todos. Pero la causa lo merecía, ya que estamos preparando muchas cosas que van a ir saliendo a la luz en este mes de septiembre. De momento por ello, lo que traemos es una nueva reseña de cine: Los Cuatro Fantásticos.
Ha sido una película gafada desde el inicio de su gestación, ya que las primeras noticias que se dieron demostraron tener un enfoque tan diferente al original, que se ganó la antipatía de los fans de Marvel. En si me recuerda mucho lo que se vivió hace unos meses con Las Tortugas Ninja.

Unido a que Marvel la ha ido sepultando y no ayudando porque les interesa recuperar el control de estos super héroes, ha ido sufriendo cambios bruscos y un atraso constante en la presentación en la gran pantalla. Este hecho también me ha chocado de ver como somos de injustos, ya que uno de los argumentos para el boicot es la modificación de la esencia, pero si analizamos fríamente, todos los super héroes de Marvel están actualizándose a los tiempos actuales, con lo que si analizamos este aspecto, todas las películas no son buenas.

Por todo ello, creo que el movimiento del estudio ha sido muy inteligente: si no funciona atraer a los fans de toda la vida (quedó demostrado con el fracaso de la primera saga que se estrenó en 2005), vamos a conseguir la simpatía de las sagas que ahora son punteras. Y es que todos los actores son jóvenes y relacionados en proyectos que para muchos nos invita a querer ver la cinta.

El más actual o que tiene un papel más importante es Miles Teller, que aparece en la saga Divergente. Aunque personalmente debo confesar que me hizo mucha ilusión ver que andaba en el proyecto Jamie Bell, un actor que desde que protagonizó Billy Elliot, me gusta ir siguiendo las cintas donde participa.

Otra crítica negativa que se le ha hecho son los efectos especiales. A mi no me han escandalizado ya que creo que queda claro que no busca el realismo, si no que es un film que no quiere esconder que su origen son los cómics. En si le ha ocurrido lo mismo que en su momento a Green Lantern, que la fotografía intenta llevarnos a pensar que estamos delante de una viñeta. Otro ejemplo sería Kingsman.

A los que pertenezcáis al mundo científico o tecnológico, creo además que si os puede gustar, ya que un mensaje que se repite insistentemente en la trama es lo castigado que está ese sector y como muchas veces, se les usurpan sus méritos. Ponen un ejemplo en el film brutal y que comparto totalmente.

Así que, aunque no es un gran peliculón, tampoco me parece justo los comentarios que muchos han vertido y que por ello, si os gusta el tema de como puede evolucionar la ciencia unido a super héroes, yo si os diría de darles una oportunidad. Eso si: si tenéis peques, hay alguna escena fuerte y que puede no gustarles, incluso a mi verlas se me hizo duro.
Reseña Blog: Los Cuatro Fantásticos

No hay comentarios:

Publicar un comentario