miércoles, 15 de julio de 2015

3º año como youtuber

Un, dos... Tres!! El tiempo pasa muy rápido y aunque para mi fue ayer cuando me armé de fuerzas y me puse delante de una cámara, ya ha pasado un buena temporada entre ese momento y este. Y como ando realizando desde entonces, me gustaría hacer un balance.
Ya que novedades en si o crecimientos no traigo. Este tercer año como vlogger ha sido el de sentar bases y organizar ideas y prioridades. Para mi ha sido raro ya que durante todo el ejercicio me han faltado los pilares del proyecto, haciendo que me sintiera rara por ello.

También ha sido un periodo duro y de muchas dudas, ya que he experimentado en algunas partes del proyecto un crecimiento moderado y en otras podemos hablar de estancamiento y que no se mueve a pesar de poner todos mis esfuerzos. Ha sido una sensación rara pues aunque son materiales que me gustan mucho, al tener un trabajo detrás más elaborados que otros, hacía que sintiera que no tenía sentido. Por suerte este periodo ha cambiado y aunque sigo teniendo estadísticamente los problemas, si veo un cambio a la hora de comentar y compartir de muchos Hedwinianos, con lo que haber aguantado ha merecido la pena.

Otro punto que me ha noqueado ha sido la falta de apoyo en el círculo más cercano. Emocionalmente y personalmente 2015 ha traído algún detallito desestabilizador que no ha ayudado y que ha potenciado el mal estar antes mencionado. Aunque la imagen que se haya vendido es otra, un proyecto de estas características es lento, de ir picando piedra poco a poco y que aunque intuyas que el diamante esta cerca, no termina de llegar.

Es por ello que son iniciativas que se necesita apoyo y que la gente crea en ti, que tengan la paciencia necesaria para que se vea el trabajo, pues no se consigue de la noche a la mañana y puede ocurrir que cuando tires la toalla, es cuando empiecen a llegar las cosas. Por mi parte no ha cuajado todavía, pero si puedo decir que ahora es cuando voy teniendo propuestas de patrocinios, que las empresas de publicidad se van interesanso y aceptando mis proyectos, o las que ya me dejaban participar, me empiezan a mandar más campañas.

Así que: es imposible? No, pero no se consiguen las cosas nada más empezar, si no que hay que ir sentándose bien en el terreno de influencias e incluso si queréis fluir un poco más rápido, no tener tantos escrúpulos como una servidora. Reconozco que el mirar de cara a los animales más que el capricho humano me quita simpatías por un lado y después que soy muy mirada en dar opiniones, me ha quitado proyección, aunque como soy de la opinión que cuando el discípulo está listo es cuando aparece el maestro, tampoco me ha agobiado. Sigo caminando y viendo lo que la vida me va ofreciendo.

Por todo ello, 2015 más que un año de vlogger podríamos considerarlo de nuevos inicios. Ha sido inestable en la andadura por YouTube, pero ha traído otros inicios y que aunque en la elaboración ha sido caótico, el resultado espero que si haya merecido la pena e incluso ayude en mi faceta de vlogger. Ahora mismo cuando escribo estas líneas (que no es lo mismo que publicar!) ando dándole las últimas pinceladas a esta aventura, que aunque aún falta un tiempo, si que por mi parte la guardia y custódia va a terminar y pasará a una fase que le tengo bastante respeto, ya que en todos mis proyectos siempre tengo una postura proteccionista.

Otro punto que reconozco que me ha desinflado es el poner objetivos y ver que no se cumplen. Este proyecto que traigo entre manos se ha atrasado más de lo esperado y por él había puesto ciertas ilusiones para este año. En especial como ya hay un grosso importante de Hedwinianos, la idea era tomarme este año como viajero e iros conociendo a la gran mayoría. Pues bien, como habréis visto ya o deducido por estas líneas... Es una asignatura pendiente. Perooo no todo es negativo y si puedo decir que si he conocido algún Hedwiniano de los que están cerca, como por ejemplo Laura, la mami de Teo.

Finalizando ya, como véis este año no es tanta alegría ni entusiasmo como las otras ocasiones, si no que al haber ido viendo el ritmo de las cosas y el panorama más cercano de YouTube (que hay que recordar que este año gracias a mi amigo Alex he ido coincidiendo con algún peso pesado de youtubers!) se puede decir que soy más madura y consciente de lo que trae estos caminos. Espero que 2016 traiga más cosas y si pueda venir con más novedades e ilusiones.

Versión en vídeo

No hay comentarios:

Publicar un comentario