lunes, 22 de junio de 2015

Jurassic World, la vuelta de un clásico con aires nuevos

Buenas Hedwinianos! Sin duda llevamos una temporada que podríamos hablar de que volvemos a tener el regreso de antiguas glorias, hecho que hace que muchos consideren que andamos en un proceso creativo estéril, tirando a por lo seguro. Este planteamiento debo confesar que es el que tuve cuando vi los primero carteles de este film, pero que con el primer trailer se me fue rápido este pensamiento. Hoy hablamos de Jurassic World.
Es la cuarta entrega de Jurassic Park, la mítica trilogía que creó Steven Spielberg en la década de los 90. Nos marcó a muchos y fue un antes y después a la hora de promocionar una película, pues recuerdo que colaron en los medios que se había conseguido gracias a un mosquito tener acceso al ADN de estos grandes animales, cosa que luego se demostró que era falso y que sirvió para dar una cobertura diferente al film. En esta entrega sigue el sello, ya que por las redes sociales podemos encontrar un perfil donde parece que de verdad existe un parque donde tienen dinosaurios.

Como comento en la introducción, al no haber información y siendo una saga cerrada, creí que sería un remake con un nuevo enfoque, pero que la historia compartiría exactamente el fondo de la primera entrega, pero bien lejos de la realidad. Jurassic World no esconde que tiene un precedente y en muchos momentos de la película veremos guiños a la fundadora de la saga, incluso en el tiempo están distanciadas exactamente igual que en la realidad: 20 años.

En esta entrega el enfoque pasa de ser un lugar de conservación y conocimiento de los dinosaurios, a ser un zoológicos o lo que ando viendo que por Ásia es muy común: parques temáticos donde las atracciones son las exhibiciones de animales. Es una crítica muy dura a este modelo de parques, dejando bien claro que no solo debería de importar las finanzas, si no que en estos proyectos deberíamos de fomentar que por ser animales vivos, sienten y que quizás la cautividad no es lo mejor.

Además deja palpable otros problemas que se suelen ver en el mundo animal, por ejemplo a mi personalmente que se haga referencia a la impronta y los problemas que puede causar en los animales es un punto que me ha gustado mucho que se manifieste y que espero que si con palabras no se ve, que el tener un panorama palpable ayude, pues aunque sea ficción, es un punto que en la realidad afecta.

Es uno de los puntos que me han gustado y que agradezco que este bien llevado y sin ridiculizar, sino que se respete y que espero que abra los ojos en que los animales no son simples adornos y que necesitan otro tipo de manejo al que muchas veces les ofrecemos.

Ya metiéndome en el terreno de los dinosaurios, otro factor que incluye es el planteamiento de si de verdad eran animales insensibles o en verdad si había posibilidad de nexos. Además en tema de efectos especiales nuevamente está muy bien llevada, pareciendo reales totalmente.

Por parte de los actores, me gustaría destacar a Chris Pratt que interpreta a Owen Grady, el cuidador de los Velociraptores. A muchos puede que os suene ya que interpreta a Star-Lord en Los Guardianes de la Galaxia, hecho que os reconozco que al enterarme hizo que me animara a darle una oportunidad a esta película y que no me arrepiento pues como os comento, tiene mucha miga y no es solo una de dinosaurios.

No me extraña por tanto que tenga el honor de ser la película con el mejor estreno en su primer fin de semana, ya que no le veo ninguna pega: se demuestra un gusto exquisito, tiene sus toques de humor y como os comento, se suma a las críticas que vamos viendo con documentales como Blackfish. Un cocktel muy interesante y tanto si os gustó las otras entregas como si buscáis un film que a parte de entretener conciencie, cumplirá sin lugar a dudas las expectativas.
Reseña: Jurassic World

No hay comentarios:

Publicar un comentario