lunes, 13 de abril de 2015

Divergente e Insurgente, cuando no encajas

Como esta siendo habitual, cada lunes iniciamos la semana con una nueva reseña de cine. Este no iba a ser menos e incluso como podréis observar va a ser una reseña rara, ya que en si voy analizar dos films. Pero con la cercanía del Salón del Cómic y que aún no había realizado nada por aquí, lo hemos adelantado y como cosa excepcional, tenemos una entrada doble. No me enrollo más y os doy paso a: la saga Divergente.
Esta saga tanto su punto positivo como negativo reside en el mismo punto: es una distopía como Los Juegos del Hambre. El punto positivo es que tanto en el proyecto inicial como las películas gracias al éxito de la otra saga han disfrutado de buena prensa y se les ha dado la oportunidad de entrar por la puerta grande, mientras que su contra y su estigma es la comparación constante que muchos hacen.

Las comparaciones o el juzgar siempre he creído que son odiosas y que no deberíamos realizarlas, y aquí tenemos un buen ejemplo. Es cierto que comparten muchos puntos comunes y que por ello entiendo que invita a analizarlas conjuntamente, pero son lo suficientemente diferentes y su mensaje y enfoque tan diferente, que considero un error realizarlo. Es por ello que antes de ver una u otra saga pediría que fueramos sin prejuicios y sin expectativas, si no me temo que no nos va a gustar.

Dicho esto, empiezo por lo importante que es ubicar de donde apareció todo este universo. Inicialmente es una trilogía de libros que creo Veronica Roth en 2011. El primer volumen es Divergente, título que da nombre a todo el proyecto. La segunda parte es Insurgente y cierra el proyecto Leal.

Ha tenido tanto éxito que en 2014 la autora decidió darle voz a uno de los personajes más carismáticos: Cuatro. Nació en formato de pequeñas historias para publicarse como ebooks, pero al final en formato papel se han rejuntado todas bajo el nombre de este personaje (Cuatro), faltando únicamente una de estas historias cortas que en inglés se titula Free Four y en castellano: Cuatro Cuenta su historia.

Los libros no he tenido el honor de verlos ni leerlos, con lo que no puedo hablar en el terreno de adaptación, pero las películas si he podido ver las dos entregas que por el momento podemos disfrutar: Divergente e Insurgente. En la primera nos explican el universo que Veronica Roth ha montado, dejándonos muy claro el funcionamiento del sistema de la sociedad y presentándonos a los personajes. Mientras en Insurgente ya pasado este periodo de presentación, nos encontramos con más acción o mejor dicho, que la trama avanza y va adquiriendo forma.

Esta nueva oleada de distopías que va calando tan fuerte, posiblemente cada uno le de un significado al porque de su éxito, pero resumiría que aún siendo ficción, se acercan peligrosamente a la realidad. Los Juegos del Hambre nos presenta una sociedad injusta, donde la brecha de pobres y ricos es bien palpable y la forma de controlar es por miedo, punto que como comento lo veo demasiado cercano a la sociedad y algunos capítulos vividos en mi país podrían clasificarse peligrosamente de iguales.

En la saga de Divergente, quizás no es algo tan palpable físicamente lo que nos trae entre manos, si no que es algo más etéreo o mejor dicho, emocional. Y es que es muy difícil no identificarte con Tris, la protagonista de esta trilogía. Tanto su sentimiento de verse diferente, de que no encaja en esa sociedad tal como esta montada que nos muestra y comparte en Divergente, como sus miedos y dolor en Insurgente, creo que a muchos nos ha hecho sentirnos muy identificados.

Mientras que el punto que creo que puede aburrir a algunos (a mi por ejemplo de los libros me habían dicho que empiezan bien y van perdiendo) es el constante movimiento que los films realizan entre realidad y ficción, teniendo que estar muy atentos, sin perdernos un detalle. A mi es un punto que me gusta mucho, siempre he sido defensora de las películas o libros que no está claro el argumento, si no que saca giros inesperados.

De momento puedo decir que unido a que tiene muy buenos efectos especiales, un buen elenco tanto a la hora de interpretar como de caras conocidas en los adultos, ya que por ejemplo aparecen Ashley Judd o Naomi Watts, es una saga que hablando de la filmografía me tiene enamorada. Me ha encantado todo su conjunto y espero con muchas ganas el cierre con Leal.

He entendido perfectamente el porque Veronica Roth ha triunfado y tanta gente anda cautivada. Con esto, os diría que si os da cosa porque Los Juegos del Hambre no os ha gustado o tenéis miedo a que defraude, quitaros esas barreras e id con la mente abierta y sin esperar nada concreto. Si lo hacéis, es un proyecto a tener muy en cuenta.
Reseña: Divergente e Insurgente

No hay comentarios:

Publicar un comentario