jueves, 27 de noviembre de 2014

Los Juegos del Hambre, distopía con toques muy actuales

Si tenemos que poner como el estreno más esperado o la joya de la corona del pasado viernes 21 de noviembre, sin lugar a dudas es la penúltima entrega de la saga Los Juegos del Hambre. Ese día se estrenó Sinsajo -Parte 1-, la película que recoge los sucesos del tercer volumen de la trilogía que por ser muy intenso, finalmente se ha decidido hacer como en Harry Potter y dividirla en dos (a parte que si vale, se recauda mucho más). Como hace poco que me he animado con la saga y por ello no esta en el blog, esta entrada la quiero dedicar para analizar conjuntamente las tres películas que en la actualidad disfrutamos.
Como os he contado con Interstellar, esta saga desde que anda siendo un best seller en libros no me han parado de hablar de ella. Recuerdo incluso que una vez se me llegó a plantear de regalármela (hecho que no me arrepiento que al final no cuajara, ya que este mes ha salido una edición que es digna de tener), pero siempre por un motivo u otro he podido escapar. Ya con el segundo film se me hizo difícil y la excusa fue que no había visto la primera, pero en esta ocasión esto no sirvió ya que en abierto se han transmitido las dos con motivo del estreno de Sinsajo -Parte 1-. Por ello me las grabé y decidí darle una oportunidad... Y ahora entiendo el porque todo el mundo queda hipnotizado.

Se nos presenta una situación social que aunque con matices, recuerda demasiado a las problemáticas actuales y no me extraña que en algunos de los conflictos sociales se haya utilizado como símbolo lo que se realiza en esta saga, ya que anima de verdad a realizar actos y que todas las injusticias que vivimos por el sistema terminen de una santa vez.

Además el hilo inicial y causante del problema (la celebración de un programa de televisión macabro llamado Los Juegos del Hambre, donde cada distrito ofrece dos chicos como tributos a cambio de tener "paz") me recordó mucho a una película que vi hace años, donde un investigador encontraba otra dimensión donde identificaba a gente conocida y donde aparentemente la civilización era pacífica, pero que una vez al año se celebraba un juego y todos cazaban a los elegidos, sin tener luego que rendir cuentas con el estado.

Centrándonos en Los Juegos del Hambre, en la primera entrega encontramos como vía actos de amor y rebeldía de la protagonista Katniss, se va formando un sentimiento de esperanza grupal y de que se puede hacer algo. En Llamas vemos los primeros resultados y como el poder (el Capitolio) intenta frenar mediante el miedo y el hundir la imagen gestada por Katniss, hecho que no se consigue y que nos planta en la tercera entrega.

Poco a poco vemos como van madurando, como les afecta psicológicamente a los supervivientes de Los Juegos del Hambre su estancia y como nunca van a poder ser personas normales tras la experiencia. Por el otro lado, vemos como la injusticia de un mundo mal repartido donde unos tienen excesos y no necesitan de trabajar, y otros pasan hambres y miserias al servicio de los primeros.

Este tercer film sabe a poco ya que se ha tomado como explicación y sentar las bases de la cuarta y última entrega, pero podríamos resumirlo como una muestra del poder de los medios y como el marketing o el tapar ciertas informaciones juegan papeles muy importantes. Con ello, para mi el mensaje estrella que saco es el poder que le damos a los medios (y en especial a la televisión) y lo que nos pueden manipular y hacer ver las situaciones bien diferentes a la realidad.

También ocurren hechos personales que quedan en abierto y da rabia de que empiecen los créditos, sabiendo que hasta el año que viene no vamos a tener la resolución (o queriendo ir a por los libros de cabeza si la espera es demasiada para nuestro gusto). Por último, me gustaría destacar que en ellos hay una mención especial para Philip Seymour Hoffman, un gran actor que a principios de este año nos dejó por sus problemas con las drogas. A pesar de ello, para mi fue un gran profesional y por ello verlo en la gran pantalla en estrenos, me emociona.

Resumiendo: nos encontramos delante de una gran saga con mucho mensaje y que por ello engancha a cualquiera que se cruce con ella. Las películas dejan muchos interrogantes abiertos y una sensación de que faltan cosas, con lo que aunque están muy bien llevadas y son una carta de presentación perfecta para la obra, creo por ello indispensable el terminar el ciclo con la lectura. Habrá que esperar al final de la saga para terminar de evaluar, pero de momento estamos en uno de los fenómenos que Hollywood ha sabido explotar correctamente.
Reseña cine

No hay comentarios:

Publicar un comentario