martes, 18 de noviembre de 2014

Caminando entre las tumbas, buscando el perdón

Hace dos semanas finalmente no fui al cine y aunque me faltó algo ya que ando acostumbrada a ver un film cada semana, después del atracón y estrés de reseñar tanta película se agradeció un descansito. No obstante hoy recuperamos la rutina y analizamos: Caminando entre las tumbas.
Los trailers me llamaron mucho la atención y debo reconocer que Liam Neeson es un actor que también me encanta como trabaja, con lo que a pesar de que hay bastante buenas candidatas en la cartelera, decidí ir a ver este film. La impresión fue un poco rara y no se bien como catalogarla.

Es un film de suspense y el resultado de adaptar una de las novelas negras de Lawrence Block que protagoniza Matthew Scudder, un investigador sin licencia y exalcohólico. Es un film de orígenes, contando como llega a esa situación y los tormentos que le persiguen al protagonista. Con mucho suspense pero conservando el toque de humor que ya vemos en las novelas y que te hace sacar varias carcajadas a lo largo del film, hace que para los amantes del género sea una apuesta atractiva.

El asunto que me descoloca sin embargo es el siguiente: es una película que trata temas muy macabros. Se mete en el lado más oscuro de la sociedad, mostrando las mentes perturbadas que existen. Además tiene un ritmo muy lento y la música esta muy bien escogida, teniendote en tensión. Pero la historia nos sitúa en los años 1991 y 1999, hecho que hace que estén obligados a la ambientación de esos momentos y que también por como se han llevado los trailers (desvelando el 100% de la trama), haga que deje un poco fríos al no tener sorpresas.

Con esto no puedo considerarlo un mal film, pero si nos obliga a ir sin saber apenas nada y en especial: no ver ninguno de los avances que se nos ofrecen. De hacerlo, hay que tener claro que la magia va a perderse y que puede ocurriros como a mi, que no me ha ofrecido ningún aliciente que haga que salga de la sala contenta.
Caminando entre las tumbas

No hay comentarios:

Publicar un comentario