jueves, 23 de octubre de 2014

The Equalizer, el origen de un justiciero

Buenas hedwinianos! No me ha dado tiempo a traer una entrada mañanera, pero he sacado un ratito de tiempo para poder traeros una nueva reseña de cine. Y es que ayer tuve la oportunidad de ir a ver: The Equalizer.
O también conocida en España como El Protector. Es un film que se le ha dado mucho bombo tanto porque el protagonista es Denzel Washington, como que en el Festival de San Sebastián consiguió ganarse al público. Y como siempre ocurre con este estilo de películas, no deja sensaciones a medias: o sales contentísimo, o te defrauda mucho.

Es un film que no tenía constancia y tampoco me atraía, pero como muchas veces os comento: cuando se va al cine acompañado, hay que ceder. Así que por un lado tenemos este hecho y por el otro que no iba contaminada por no saber absolutamente nada, ha hecho que como resultado final este film que me ha sorprendido y agradado.

Denzel Washington vuelve a dejar muy buen sabor de boca con su trabajo, demostrando ser un gran actor que domina todas las situaciones posibles de un personaje. En esta ocasión interpreta a Robert McCall, un hombre que a pesar de su calma y su vida cotidiana normal, arrastra un pasado oscuro que a lo largo del film iremos descubriendo,

No obstante, quedan muchos interrogantes abiertos y dejando una sensación rara, hecho que puede hacer que deje un sabor agridulce cuando terminamos de ver la película. El motivo para los que no estéis puestos, es bien simple: esta película se basa en una serie de televisión. Es el origen y el germen que hace que Robert McCall se decida ayudar y ante las injusticias del mundo, ser un justiciero para los más débiles (para los amantes de Marvel, sería lo mismo que Dare Devil).

Todo esto unido a un ritmo lento y con escenas muy violentas, hace que sea una película muy peculiar y que como he descrito anteriormente, levante pasiones extremistas. El tipo de violencia que se muestra debo reconocer que no me agrada últimamente y lo paso bastante mal, pero las reflexiones que vemos y el misterio del pasado del protagonista, me han atraído lo suficiente para salir contenta con el conjunto.

Para que me entendáis, le pasa exactamente lo que describí en Lucy. Con esto, si habéis visto la película de Scarlett Johansson y las escenas más fuertes las aguantasteis bien, The Equalizer es una buena candidata para ver. Si por contra sois sensibles y no aguantáis escenas de ese calibre, posiblemente no os termine de gustar y os defraude. De todas formas, lo que si hay que destacar que nuevamente Denzel Washington hace un gran trabajo y da un nuevo paso para quedar como uno de los mejores actores de la historia.
The Equalizer. El protector

No hay comentarios:

Publicar un comentario