jueves, 30 de octubre de 2014

El Juez, toda decisión influye

Buen jueves, mis queridos hedwinianos! Parece mentira pero ya se ha acabado la Fiesta del Cine. Para el sector han sido tres días intensos y de éxitos, a pesar de que lunes y martes dentro de todo para los espectadores que nos acercamos estuvimos sin mucha aglomeración, mientras que el miércoles si fue una locura de colas por todos lados y de no ser exigentes con la fila y butaca que nos tocara. Pero para dar este capítulo terminado, falta traer la última reseña por estos lares, que finalmente ha sido: El Juez.
Esta película tiene el sobrenombre por parte de la crítica como "el film de los dos Roberts", ya que coinciden dos grandes monstruos de la escena con este nombre: Robert Downey Jr. y Robert Duvall. Es por ello que suscitó mucha animación y por ello era la estrella del Festival de Toronto. Más no quise profundizar, pues me apetecia ir sin estar contaminada y segundo, que estando mi querido Robert Downey Jr. por en medio, sabía que la cinta iba a merecer mucho la pena.

La trama se desarrolla a raíz de un accidente con un homicidio de por medio, se ve envuelto uno de los jueces más importantes de un condado de Indiana. Con este pretexto podríamos pensar que andamos en un film de abogados típicos, donde reside el protagonismo el ver la resolución y el juego del juicio. Pero nada más lejos de la realidad.

El Juez profundiza en las cicatrices del pasado, mostrando que por mucho que se huya lejos terminan apareciendo y que las consecuencias de no afrontarlas pueden costar muy caras. Hank (el personaje que protagoniza Robert Downey Jr.) es el mediano de los hijos de Joseph Palmer (protagonizado por Robert Duvall), es un gran abogado defensor que huyó de su región y con la imputación de su padre se ve obligado a trabajar esas heridas del pasado.

Muy profunda, donde lo que importa como comento no es el juicio en si, si no la vida familiar que se ven obligados a realizar, termina haciendo que tengas empatía por cada uno de los personajes. Sin haber escenas desagradables, es una película que toca y que a pesar de su ritmo lento, no pierde la atención del espectador.

Es un film donde muy fácilmente puedes identificarte y que da muchas lecciones de moralidad, ya que además del drama familiar veremos el sentido de la justicia hasta que punto puede llegar y puede influir a una persona. Por todo ello, estamos delante de un film que se escapa de todo estereotipo de los géneros que alberga, rompiendo por tanto todo esquema que podamos realizar antes o durante la proyección.

Para mi El Juez es un choque con la realidad y un toque de atención en poner sobre la mesa lo que de verdad importa, con lo que animaría a ir a verla con la mente abierta y receptiva en analizar profundamenta cada uno de los puntos que trata. Si se hace así, no defrauda y marcará posiblemente un antes y un después en vuestras perspectivas de la vida.
Tortugas Ninja

No hay comentarios:

Publicar un comentario