miércoles, 17 de septiembre de 2014

Lucy, analizando el Universo

He tardado un poquito más de lo esperado, pero al fin nos centramos y empiezo a traeros materiales pendientes. Justo el día antes de irme de viaje, tuve la oportunidad de ir a ver una película que tenía muchas ganas de ver y que no quería que saliera de la cartelera sin poder decir que la había visto. Y por ello, empiezo con el análisis del film: Lucy.
Con esta película he tenido dos sentimientos: inicialmente cuando empecé a saber de ella no tenía ningún interés, pues tal como se fue vendiendo y lo que mostraban, parecía que era una copia de la Viuda Negra y un aviso de encasillamiento por parte de Scarlett Johansson. Pero posteriormente el sector cinéfilo me fue dando más datos y tras ver un trailer más extenso, si consiguió llamarme la atención lo suficiente como para decidirme en darle una oportunidad. Así que por la dualidad que me rodeaba, fui con mucha cautela a ver que se me ofrecía.

Al principio tenemos una introducción muy cruda, no adornando nada de lo que podemos encontrar y pequeños avisos de la crueldad que va a envolver a toda la cinta. Además nos va enseñando ya el juego que realizará su director en poner imágenes para dar información. Por todo ello, pide que el espectador este centrado en lo que va sucediendo y no muy sensible, ya que la violencia o el sector gore como yo suelo catalogarlo, esta muy presente.

Luego ya empieza el lado que me agradó y llamó la atención, pues revisa varias de las teorías científicas sobre la creación del Universo y más concretamente: ver lo que nos tiene preparada la evolución al ser humano. Es un planteamiento muy interesante y que no se centra únicamente en el apartado científico puro, ya que muchos rasgos de la metafísica o incluso del mundo espiritual las podemos ver reflejadas.

Por todo ello, es una película que le saco el lado positivo y que no me arrepiento el haberle dado la oportunidad. Ahora bien, destaco nuevamente y para que no os pille desprevenidos, de que es una película que sus primeros 15 minutos son muy intensos, con lo que gente muy sensible puede que lo pase mal, pero si sois de los que os gustan películas con mensajes y que juegan con el origen de nuestros seres, aún así os animo a verla y aguantar esas escenas, pues como comento al final compensa con creces.
Lucy

No hay comentarios:

Publicar un comentario