miércoles, 24 de septiembre de 2014

Hablemos de... Victimismo cibernético

Hacía tiempo que no traía un Hablemos De, y ya aviso que no va a ser puntual, si no que hay un par de cuestiones que quiero plasmar por estos lares. La primera que me vino a la mente finalmente la he dejado para la semana que viene, ya que la cuestión de hoy es actualidad y que mejor un día tan importante para mi ciudad, que dejar mi postura y mi versión plasmada para que la blogosfera tome sus propias decisiones.
Como indica el título, me gustaría dar mi opinión sobre el vitimismo cibernético, un mal demasiado habitual por internet y que en los tiempos que corren, creo que ya no tocaría verlo. Hay muchas modalidades, pero a diferencia de lo que suelo hacer por haberme salpicado, voy a tomar un caso concreto. Antes por eso, os diré que para mi esa figura son personas que lloran, patalean e incluso pueden llegar al insulto si alguien no les alaba. Aprovechándose para escudarse en situaciones y quedar bien, pues los malos son los otros.

El pasado domingo publiqué una entrada donde anunciaba que en la edición de este año de unos premios finalmente tras ver las bases me había animado a participar. Fui sincera y como en todo el año que llevo y he hablado de la temática de premios para conseguir seguidores, como he visto que este año si es justo al poder participar toda la comunidad blogger, lo he recalcado y molesto. Además la otra parte de que no creía que ganara por como son llevados también salpicó, pero entiendo que moleste y por ello pondremos como culpable a una servidora. No obstante para los cotillas, os diré que comenté eso ya que si el año pasado a los responsables no les gustó este diseño y las otras secciones se llevan por amiguismo, visto que apenas he modificado y que si un caso tengo menos relación con el responsable, es de pensar que hay pocas opciones y de ahí el dejar claro que participaba por hacerlo más que por motivos de saber que habían opciones de vencer.

Cada uno es como es y tiene su camino, pero si diré que en este caso concreto y otros cuantos que me vienen a la cabeza, lo que me chirría es el hinchamiento público. En este caso han decidido cancelar los premios, fastidiando a los usuarios que si tenían esa chispa de ilusión y haciendo que los malos seamos las voces críticas. A mi favor diré que he sido la gota que ha colmado el vaso, pues en Twitter ya se estaba amenazando desde hacía días como demuestro en la versión en vídeo que esta disponible al final de este escrito. Con esto, me hace pensar que esos premios en la actualidad no eran limpios y puros, ya que solo buscaban promoción de la web descaradamente y que al no salir como se esperaba, pataleta al canto y para no dar las verdaderas razones, es más fácil poner el cartel de culpable a otros.

Y con hechos como estos, son los que me hace ser tan recelosa de los sorteos/concursos que realizan vía internet, porque creo que nos estamos alejando del espíritu de compartir, igualdad y el hecho de simplemente conocer a otras personas con los mismos gustos.

Empecemos a realizar las cosas porque nos apetece, que nos resvalen las opiniones o mucho mejor, tomarlo como críticas constructivas para ir mejorando e ir haciendo que nuestras actividades sean más perfectas y atractivas. Centrémosnos en lo que nos gusta y no desagrada, porque si te acoges al lado oscuro, solo vas a traerlo.

En definitiva, dejar de esperar la palmadita, liberarnos del traje de víctimas y empezar a ser personas que simplemente viven y disfrutan con lo que realizan.

Versión en vídeo

No hay comentarios:

Publicar un comentario