lunes, 21 de julio de 2014

Hedwigan Vission. Capítulo 78

Buenas Hedwinianos! Si, no os lo estáis imaginando: es lunes y tenemos un... Hedwigan Vission! Pero no cantéis victoria, ya que es una reflexión temporal. Esta semana en Universo Agapornis vamos a tener una Hora Agapornis y como van de la mano estas dos secciones, para no descompensarlas esta semana tenemos entrega de las dos. Aunque debo reconoceros que me ha hecho mucha ilusión grabar y redactar este escrito, con lo que... A ver si ya me pongo al día y puedo volver con ellas!!
Como siempre realizo en estos casos, os dejo la imagen y empezamos a reflexionar:
Hedwigan Vission 78
El día que decidí que el vídeo de agapornis casaría mucho mejor en una Hora Agapornis que en otra sección de ese canal, estuve pensando que frase utilizar. Alguna de Jobs, de las que tengo guardadas en el cajón o buscar algún pensador en concreto? Mientras estaba divagando en esta cuestión, se me apareció este frase delante de mis morros y tuve muy claro que debía ser ella.

Analiza y pone de manifiesto una forma de ver la maldad que últimamente se me cruza bastante. En algunos debates filosóficos, me han argumentado que las personas buenas o malas no existen, y que simplemente es un juego de percepciones por un lado, y de falta de conciencia por el otro. Y aunque es un detalle que cuesta de asimilar en algunos aspectos, lo cierto es que si intentamos ser objetivos y no llevarnos por las pasiones, tiene mucha verdad. Sin ir más lejos, de mi persona seguro que si preguntáis y pedís información, podréis observar como algunos me santifican, otros les creo indiferencia y alguno ni quedrá oír hablar de mi, catalogándome como el ejemplo del mal. Cuál tiene razón? Pues todos, ya que según su experiencia y afinidad con mi forma de ser, habremos congeniado o chocado.

Pero donde esta cuestión se ve bien y se puede aplicar en cualquier ámbito, es cuando lo extrapolamos en el campo de los mercados. No hay productos mediocres, si no que en función de si nos dejamos manipular por las campañas de marketing o nos cuadramos en exigir lo que queremos, vamos a ganar o no. Siempre escucho la excusa de que el mercado no lo permite, o tal como esta estructurado es imposible realizar algunas acciones, pero lo cierto es que si vamos con esos pensamientos, va a ser verdad y no se podrá realizar ningún cambio.

En el terreno de las tecnologías, aún poniendo trabajas legales, intentos de mantener los formatos tradicionales, la industria musical y cinematográfica han tenido que claudicar y adaptarse a los formatos que el público les ha ido exigiendo. Y tiempo al tiempo, pero ahora anda el mundo editorial en la transición y sentando bases, abriendo ciertos caminos que aunque los que amamos el papel no nos termina de gustar, lo cierto es que analizando fríamente la adaptación que permiten los formatos digitales en la actualidad pueden hacer que creemos mejores obras y a un precio, que daría vida al sector.

Es por ello, que debemos empezar a asumir nuestro poder y que si ocurren injusticias y cosas malvadas, es porque lo hemos permitido sin mover ni un solo dedo. Te molestan? Pues levántate del sofá y actúa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario