domingo, 1 de junio de 2014

Hoy es tu día

En nuestras vidas hay días para recordar por su lado bueno, su lado negativo o cuando es muy caprichoso el destino, se nos juntan en un mismo día experiencias de los dos polos, siendo nuestra obligación decidir a cual le queremos dar prioridad. Como soy de la filosofia de quedarnos con lo bueno, hoy quiero dedicarle esta entrada al emplumado de mis ojos: Txus.
Aunque nuestros caminos se cruzaron oficialmente el 19 de junio, su día en este planeta es un día como este del año 2009. Ese día tras un mes de incubación, decidió salir del cascarón el benjamin de la nidada: una cosita rosada, pequeña y con unos pelillos de color blanco. En esos días yo andaba sumida en un dolor profundo y lo que menos me apetecía era incluir un nuevo miembro emplumado a la familia, pero este destino caprichoso quiso que fuera especial desde ese minuto y por un motivo u otro, no paraban de llamar a mi puerta esa familia de personatas.

En aquella época fue cuando empezó a despuntar el sexaje por ADN en agapornis y tras un éxito bestial en la muestra de plumas, se empezó a ofrecer en el laboratorio puntero del momento la opción de las muestras de sangre. Fue una puerta abierta para poder vender pichones pequeños para empapillar sabiendo el sexo, pero andaban las dudas, miedos... Hasta que decidió la criadora del gris probar suerte, siendo los escogidos en el estreno los dos pequeños personatas que acababan de nacer.

Por ello fue una nidada con muchos ojos puestos en esos jovenzuelos, con muchos seguidores y que por tanto, imposible de no ir sabiendo cada poco tiempo noticias. Me empezó a llamar la atención, con lo que me puse en contacto y aunque no iban a ser del color que me gusta (por el plumón secundario se sabía que iban a ser diluidos), terminé animándome en pedir fotos y tras verlo, supe desde el primer segundo que el pequeñajo de la nidada tenía un algo especial y que nos unía. Lo tuve del todo claro cuando todo el mundo le atraía el otro pichón de la nidada y se quedaban sorprendidos cuando decía que ese no era el mío, supe que la decisión era correcta. Fue el primer y único hijo de esa pareja que tuvo esa tonalidad de color (Pastel malva) y en aquel momento no era una mutación querida, con lo que se convirtió en exclusivo, envidiado y todo el que lo rechazó de un principio, tirándose de los pelos.

Recuerdo que no lo tuvo fácil por mi situación, pero tuvo constancia, paciencia y supo torearme muy bien. Tuvo un sexto sentido de lujo y por todo ello, hizo que se convirtiera en un pilar muy importante de mi vida. Su puesto en la bandada se lo ha ganado a pulso.

Es mi segundo maestro, que como todos ha tenido su lado positivo como negativo. Desde el verano del 2012 sufre de picaje, un "problema" que de cara a quedar como el dueño 10 rompe la imagen, ya que no luce el ave y en las comunidades lorunas, que tu ave este desplumada no está bien visto. En su caída gradual tuve tiempo de meditar y decidir que hacer cuando llegara el desplume total, siendo el resultado final el romper con los caminos establecidos y no escondiendo en ningún momento mi "fracaso" como propietaria de un loro. Decidí seguir igual y por ser mi ojito derecho, pues que continuara siendo el centro de atención de mi cámara, dejando de lado los prejuicios y que si servía para concenciar o ir cambiando, pues bienvenida esa parte. Y por todo ello, ha sido la pieza clave para empezar las Hora Agapornis, ya que a diferencia de otros, nosotros empezamos ya con la lección de enseñar y concienciar en que no es todo lo bonito que se ha vendido hasta la fecha.

Lo dejaré para otro día, pero si os adelanto que este camino ha sido muy revelador de cara al lado que escondemos y no mostramos por miedo a que la gente vea que no somos tan perfectos como creían. Además que el vivirlo en primera persona me ha hecho sacar mis propias conclusiones y ver cual es la pieza que siempre falla y que pocos se atreven a señalar.

Pero hoy nos centramos en el pequeño yaco. Hoy es tu día y por ello, quiero dedicártelo como te lo mereces, además que se abre un nuevo año para disfrutar de tus ocurriencias, trastadas y tu cariño incondicional. Gracias por estar a mi lado.
Txus en su 5º aniversario

No hay comentarios:

Publicar un comentario