jueves, 24 de abril de 2014

Hablemos de... Sant Jordi

Buenas Hedwinianos! Después de mucho tiempo, os traigo una entrada nueva del apartado Hablemos de. Ayer fue un día muy importante por mi tierra y es por ello que quiero compartirlo. Más concretamente: porque para mi es tan especial y por consecuencia, es un día que suelo esperar con mucha alegría cuando se acerca el mes de abril.
No vamos a entrar en símbolos, leyendas u otras cuestiones que se suelen frivolizar, si no que quiero hacer un análisis de la fiesta actual. Tal como lo tenemos montado, en verdad estamos delante de dos eventos: por un lado un día dedicado al amor y por otro, a la cultura. Es tradición de regalar una rosa y un libro en este día, y aunque antiguamente estaba relacionado a la pareja (para ellos el libro, a ellas la rosa), por suerte se ha evolucionado a que sea dual y lo importante: que regalar una rosa es un símbolo de afecto a una persona, sea pareja o no.

Es por ello que esta fiesta siempre se ha relacionado con el día del amor más que San Valentín por estas tierras, pues aunque seguimos con toques comerciales, se respira otro ambiente al estar la ciudad llena de rosas, libros y otros productos de la fiesta. No es tener que ir a un punto en concreto o a tiendas, si no que la ciudad se viste para celebrar ese día y el tener tiempo para pasear e impregnarse de toda la festividad es de las actividades obligadas en algún año. Además de lo ya mencionado: termina siendo un día para mostrar nuestro cariño a los demás.

Mientras en su otra faceta, Barcelona se convierte en el centro literario con multitud de creativos del papel por la zona. Siendo imposible no toparte con algún autor por la calle y tener anécdotas divertidas, pues no solo están para la firma de libros y con algunos puedes llegar a entablar conversaciones/debates muy interesantes. En esta vertiente, tenemos también lecturas de libros en la calle, conferencias y multitud de actos que cada año se van sumando y van haciendo la fiesta literaria tenga más peso y protagonismo.

En definitiva, es un día para pasar con tus seres queridos, disfrutar de la ciudad junto a su compañía y de hacer que un día sea como debería ser siempre: mágico. Siempre me gusta cubrir Sant Jordi, es la entrada que nunca falta en el blog y para hacerlo un pelín diferente, he querido dedicarlo en una entrada donde se de más peso a las emociones y sentimientos.

Por último del apartado escrito, os quiero dejar los detalles que en casa cayeron: el libro de La ladrona de libros, una rosa y el pa de Sant Jordi.
Sant Jordi 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario