lunes, 31 de marzo de 2014

Hedwigan Vission. Capítulo 75

Cómo andáis tras el cambio de horario? Espero que bien, porque yo... Sigo en duda cada instante! Parece una tontería, pero es un hecho que trastoca mucho internamente y que adaptarse es un horror, además de un mal de cabeza si se tienen animales ya que son más estrictos con los horarios. Y lo que más me molesta es que el ahorro es mínimo e inexistente, o yo al menos no he visto jamás reflejado en la factura de la luz.
Y siiii, dejo de quejarme y esa mini reflexión que dejo en el aire, para centrarme en la de hoy. Por empezar mañana un mes muy bonito o que yo al menos lo considero así, hecho por el cual he decidido traer una reflexión profunda:
Hedwigan Vission 75
Planificando las entradas de marzo me topé con este proverbio y me hizo ver que tenía mucha razón y que en muchos aspectos, era la llave a la hora de escoger el camino correcto. Y es que muchas veces nos dejamos llevar por los demás, la opinión de ellos, lo que es correcto o sencillamente como dice la frase, con lo que nos atrae a través de la mirada, y dejamos otros factores bien importantes.

El motivo es bien simple: nos han enseñado que el sentido que tiene más peso es la visión, con lo que todo lo que nos parezca bonito a través de nuestros ojos es bueno y lo que no, malo. Asunto que hace que por ello, nos perdamos grandes seres o experiencias. Pensando en algún ejemplo me han venido muchísimos, hecho que me hace ver que en este aspecto andamos muy verdes y aún tenemos que recorrer un largo camino.

El clásico sería la comida o cocina, donde una buena presentación o muy llamativa al estilo visual hará que nos tiremos de cabeza, mientras una presentación sosa nos tire para atrás, pudiendo ser que lo bonito no sea bueno y nos llevemos un gran chasco, y la menos resultona tuviera ingredientes y estuviera cocinado con cariño y conciencia, hecho que al probarlo terminaríamos encantados.

Pero como comento, hay otros muchos ejemplos: una portada de un libro, el diseño de una web, los gráficos de un videojuego, los colores o formas de un ser (sea humano u otro animal)... Incluso en el terreno de los trabajos llegan estos prejuicios.

En estos años que llevo de creativa y que he ido tocando diferentes ámbitos, he podido ver que todos comparten un hecho: lo que el espectador ve no corresponde a la realidad y que muchas veces criticar o menos preciar, estamos siendo injustos, ya que lo que vemos, es una distorsión o una mentira, pues nos falta todo el conjunto para poder ser objetivos.

Por todo ello, me ha hecho ver que deberíamos de quitarnos todo lo establecido e ir más con el sentimiento o como dice el proverbio sioux: con el corazón. Dejar de lado lo que la vista nos diga y mirar nuestro interior que es lo que sentimos: te apetece o sientes que debes ir por un camino? Pues quítate todos los miedos y ve a por ello, pues de otra manera seguro que no llegará.

O por contra: por mucho que la gente te diga que si, algo no terminas de verlo claro? Pues quieto y no muevas un dedo, porque el tiempo verás que te termina dando la razón y no era una buena idea. Se que es algo difícil de ver por como nos educan, pero yo cada vez intento seguir más esta filosofía y me voy dando cuenta que tiene mucho sentido y que ganas, porque son las experiencias o hechos que disfrutas tanto del camino, como del resultado final.

Así que: no tengas miedo, sigue adelante y en especial: empieza a aprender a escucharte y a valorarte teniendo en cuenta tus sueños e ilusiones. A fin de cuentas, es lo único que a la larga importa y hará que cuando revises tu vida, consideres que ha merecido la pena o no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario