lunes, 3 de marzo de 2014

Hedwigan Vission. Capítulo 71

Muy buenas Hedwinianos!! Bienvenidos una semana más a la sección que más me gusta realizar sin ninguna duda. Como comenté la semana pasada, cerramos un pequeño ciclo que inicié en febrero de reflexiones relacionadas entre si y gestando varios pensamientos que me pasaron en ese mes y a final de enero.
Decidí alargar un poco más porque me topé con una frase de alguien importante para mi, que engloba bien todo lo que he sentido y me ha estado rondado por la cabeza. No adelantó más y os dejo la imagen para empezar:
Capítulo 71
Quien me conozca bien sabe que es mi ojito derecho Steve Jobs, y aunque como ser humano tuvo su lado negativo, para mi sigue siendo un ejemplo por muchos puntos y descubrir ciertos detalles de su trabajo está siendo una gozada. Se le atribuyen muchas frases impactantes y muchas filosofías, pero sin duda para mi visto todo el proceder, la frase que traigo hoy cumple su máxima: si se quiere hacer algo grande, se debe AMAR.

Es una frase que vi en Facebook y que me atrevería a terminarala con: "y si no es así, déjalo estar". Se que en la situación actual puede ser una frivolidad esta parte que añado, pues en un momento tan difícil y que poder decir que se tiene trabajo es un lujo, decir que si tu trabajo no te gusta dejarlo, es no ser realistas. Pero: y si el aferrarte a lo que tienes te está cerrando puertas de conseguir algo mejor?

Nos han acostumbrado a la comodidad y a lo rápido. El miedo nos apresa, nos encadena y hace que perdamos el norte de las cosas importantes. Para mi biografías como la de Steve Jobs son importantes y se deberían de dar una oportunidad para reflexionar a lo que hemos llegado y lo equivocado que tenemos el rumbo, pues pensar tal como está la legislación actualmente, de intentar realizar el camino que empezó en el garaje de su familia, sería una misión imposible. Es sorprendente siempre que miro hechos pasados, como se parecen tanto a los problemas del presente y me entristece ver que no aprendemos y seguimos tropezando con las mismas rocas del camino. Qué tal si empezamos a observar y tomar nota correctamente de lo que nos dice la historia?

Centrándome en la frase, voy a terminar compartiendo de una vez por todas el asunto en cuestión: los cambios en Bloggerizados. Los que hayáis seguido desde su nacimiento este proyecto, os habréis dado cuenta que a principios de febrero (o finales de enero depende de como se mire) se ha realizado un cambio total al diseño y estructura del blog. Y aunque se argumentaba y se ha enfocado la pelea entre literatura vs blogger, lo cierto es que para mi iba por otro lado la guerra que se ha ido gestando en todo este tiempo: profesionalizarse vs informalidad.

Quizás soy una aguafiestas o una amargada, pero el punto de profesional apoyándote en las empresas del sector, lo viví en AniMangaWeb y mientras muchos solo ven la parte bonita (te regalan ejemplares para leer de forma gratis), en esa etapa pude ver la parte más oscura y que no es tan bonito, pues: y si no te gusta? Y si no tienes tiempo o es tan aburrido que se te va atravesando cada dos por tres la lectura? La empresa te ha mandado un material para que lo reseñes y si eres lento o no es de su agrado, luego no va a querer colaborar más. Para mi estas uniones simplemente sirven si quieres hacer carrera en el mundo editorial, pues en AniMangaWeb los jefazos se aprovecharon del trabajo de los peones para escalar hacía esa dirección.

Además: de qué sirve sumarte al sector de blogs literarios puros y duros? Dónde esta la originalidad, el sello personal o el lado macarra? Creo que en las reseñas la importancia debería ser el contenido del libro, que quede claro que ha transmitido, como está escrito más que ediciones, ISBN y precios. Si os dáis cuenta por aquí nunca incluyo estos datos y como mucho puedo comentar algo de la edición si me llama la atención en las vídeo reseñas.

Siento como Jobs que hay que ir a contra corriente, ser un rebelde, un pirata. Que hubiera estado muy bien un medio donde no hubiera control o compromiso de quedar bien, si no que hubiera libertad absoluta y si una obra no ha gustado, decirlo sin miedo y centrarnos en los sectores más débiles únicamente: autores noveles y/o que anden autopublicándose.

Para que se me entienda de una forma más fácil, sería la política de las Hora Agapornis: romper con lo establecido. Podría haberme acomodado a la postura que se tiene con los agapornis, haberme sumado al carro de adiestramiento, cría a mano y praxis que a mis ojos no son correctos pero que a la gente es lo que le mueve y que encumbra. Pero este lado rebelde y de querer romper los esquemas, me ha empujado a hablar con respeto pero con rotundidad, a dar mi punto de vista y a dejar claro que en ciertas normas establecidas, no estoy a favor y quiero crear una contra cultura.

Porque a fin de cuentas el éxito reside en que debes de disfrutar, AMAR las cosas que haces. Solo de esa manera serás feliz, te sentirás en paz y contento contigo mismo y por ello, llegarán grandes gestas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario