martes, 18 de marzo de 2014

300, El origen de un imperio

Siete años nos separan entre 300 y su secuela, pero para muchos haber visto los trailers y carteles han hecho que revivamos la película de tal manera, que es como si la hubiéramos visto antes de ayer. Son de estas películas que al aficionado le da miedo ir a ver por si decepcionará, ya que segundas partes dicen que nunca son mejores y dejó tan alto el listón 300, que si he visto muchos dubitativos. Quizás antiguamente me hubiera pasado lo mismo, pero como estoy empezando a valorar todo, me lancé y por ello, tenemos nueva reseña de cine.
En esta ocasión el protagonista es Temístocles, un guerrero ateniense que bajo sus espaldas cargará la responsabilidad y evolución de toda la historia griega. Tanto por ser el que engendra el odio de Jerjes, como el que intentará apagarlo.

Con esto, nos encontramos con una secuela diferente, ya que nos da más detalles de lo ocurrido en 300, pero también lo que ocurre 10 años antes para que entendamos el porque los persas inician ese ataque a Grecia. Y no solo eso, si no que llega a continuar la historia de su predecesora, siendo por consecuencia una obra curiosa, siendo el pasado, futuro y presente de la anterior entrega.

Sigue habiendo batallas y se cuida aún más el tema de que parezcan viñetas de cómic cada escena, no defraudando por ese punto a los fans de la primera entrega. No obstante, si es cierto que es una película más profunda, enfocada a que el espectador entienda bien los sentimientos y lo que mueve a cada personaje, conociendo y poniendo al día los pasados de estos. La reina de Esparta, Gorgo, será la voz en off que nos irá narrando algunas escenas, en especial los pasados de Temístocles y Jerjes.

Hay otros muchos personajes importantes y con protagonismo, pero no quiero dejar de mencionar a Artemisia, la comandante del bando persa. Es de los pasados más tristes, que deja claro que en todos los lugares ocurren injusticias, pero la destaco por ser el complementario de Temístocles, dando un juego con este muy atractivo.

Investigando un poquito por los blogs comiqueros para saber si estaba Frank Miller metido por el medio o ha sido un as que se han sacado directamente para el cine, he podido confirmar que si han estado trabajando, y es que Miller está preparando Xerxes (o Jerjes si lo queremos adaptar).  Lleva desde el 2011 trabajando en esta nueva entrega y aunque se esperaba que saliera junto a la película, finalmente la adaptación en papel se ha atrasado. Punto por el cual no podemos comentar si ha sido fiel o no en esta ocasión, pero que más adelante cuando aparezca, será sin dudas el debate estrella.

Concluyendo, es una película entretenida que no te aburres, que sigue teniendo muchos efectos especiales y que la atención no la pierde en ningún momento el espectador. Para los que disfrutásteis de las batallas de la primera, continuan estando, pero si es cierto que esta vez como comento se centra en los pensamientos y sentimientos de todos los personajes (en especial, los de Temístocles), conectando con ellos y por tanto, disfrutándola más.

No creo que sea una decepción y si se le da una oportunidad, os cautivará como 300.
300

No hay comentarios:

Publicar un comentario