miércoles, 8 de enero de 2014

El Médico. Un camino hacía el avance

Estrenamos la primera reseña de cine de este 2014. La afortunada es la adaptación de la gran obra de Noah Gordon: el Médico. Este film fue estrenado en el día de Navidad y aunque se me resistió hasta hace apenas unos días, era una obligada en mi lista pues era un intercambio por haberme acompañado a ver la última entrega del Hobbit.
Al igual que comenté en la reseña del Hobbit, para los que hayáis leído el libro si queréis disfrutarla, debéis de dejar de lado a este. No puedo hablar en primera persona pues aún no lo he leído, pero como os he comentado en la introducción, he acompañado a una fan de la novela y he podido ver el chasco de que falten momentos importantes. Sin saber apenas nada del argumento y si la obra os es desconocida, por contra os gustará.

La historia transcurre en dos escenarios principalmente: una Inglaterra en la máxima pobreza y con una religión cristiana muy fuerte, donde la medicina anda en un estado muy primitivo. Y por otro lado, oriente donde se conservan aún enseñanzas del pasado y existe la figura del médico. El lazo conector será Rob Cole, un joven inglés que su inquietud por saber si la enfermedad del costado se puede curar, le hará empezar con el papel de barbero (la figura más similar al médico que existe en esos momentos en Inglaterra) y tras conocer de la existencia del médico, decidirá ir a la otra punta del mundo para formarse y seguir su búsqueda particular en la curación de la enfermedad que le arrebató a su madre.

Con ello, nos encontramos con el nacimiento y las primeras piedras de la medicina actual, que tendrá que luchar contra las prohibiciones y miedos de las religiones (todas, no se ataca a ninguna en especial), mostrando que si se ha tardado tanto en avanzar en algunos puntos, tienen su parte de culpa. Por estas el protagonista deberá de pasar muchos contratiempos y mostrará una voluntad de hierro para conseguir sus metas. Además de todo esto, tenemos una parte de amor.

La luz y planos de la película recuerdan mucho a la obra Perfume y para terminar, quizás uno de los temas que he visto que no se ha sabido llevar bien es el tiempo. Da la sensación de que de un día a otro se consiguen las cosas, cuando en verdad hablamos de muchos años. Este hecho hace que te des cuenta de que falta mucha esencia, pero como os digo tanto por lo dicho como otros detalles más, la hacen una obra a tener muy en cuenta y que salgas contento tras verla.
El Médico

No hay comentarios:

Publicar un comentario