domingo, 26 de enero de 2014

30 años del Mac

Este viernes se celebró el 30 aniversario de la aparición del primer Macintosh y como buena applemaniaca, he creído que la entrada tecnológica de esta semana debía estar dedicada a este hecho. Porque nos guste o no este ordenador, Apple o Steve Jobs, para la humanidad ha marcado un antes y un después este hecho.
Hubieron unos previos como por ejemplo el Apple II de lo que iba a llegar, pero el ordenador personal como lo tenemos hoy en día, el primer paso fue el Macintosh. Así que seamos amantes del Linux, Windows o de la criatura de Apple, el tener una interfaz visual y no de comandos, el poder disfrutar de múltiples tipografías y el periférico del ratón, fue con este aparato.

No obstante, este artículo no va a ser una alabanza como he estado viendo estos días hacía Jobs ni hacía esta criatura de Apple. Y si, incluyo toda la compañía y no lo vendo como la criatura de Steve. Es cierto que finalmente el Mac tuvo mucho de Steve Jobs y que su filosofía que marcaría desde entonces a la compañía sentó bases, pero hay que recordar que como bien se dice en su biografía: fue un proyecto robado por dos lados: primero porque se robó la tecnologia de Xerox y segundo, porque lo inició en verdad Jef Raskin. Este último le dio el nombre que jugando con que la compañía se llamaba manzana, escogió la variedad que más le gustaba: macintosh. Este punto Steve Jobs no lo llevó bien al principio e incluso para que fuera totalmente su criatura, hizo algún amago de cambiarle el nombre mientras se desarrollaba.

Xerox cometió la imprudencia de desechar una tecnologia que sentaría las bases de la informática y lo peor: que lo enseñó a la competencia. Para el resto de humanos por contra fue un punto positivo que Jobs y Gates pudieran llegar a ello e iniciar el camino de los sistemas operativos gráficos y en concreto: en forma de escritorio. Ahí es donde entra Steve Jobs, pues supo hacer un producto muy completo y demostró que controlaba todos los detalles: como llega al consumidor con los embalajes, el interior del ordenador, el exterior de este y el marketing.

Y es que el Macintosh también sentó nuevas bases en el mundo de la publicidad. Fue anunciado al gran público en la final de la Super bowl en 1984 y sentó las bases de Apple referente a enfrentarse a sus rivales en campañas y presentaciones. En concreto esa ocasión su víctima era IBM y el spot hacía referencia al libro de George Owell que el título era precisamente el año en que vivían. En concreto, se explicaba el porque no iba a nacer el Gran Hermano que se narraba en la novela 1984.

Ese anunció fue un antes y un después, al igual que la presentación. Ahí fue donde nació la forma de proceder de Steve Jobs con las presentaciones. Como actuar y proceder, aunque lo novedoso y que quedará en la historia, es que fue el mismo ordenador que se presentó a la gente.

También veo justo acordarnos hoy de todos esos ingenieros que trabajaron y padecieron los métodos de liderazgo de Steve Jobs, pues él tiene el mérito de haberse mantenido firme en lo que creía correcto, pero sin el resto del equipo, todo eso no se hubiera podido conseguir.

El Mac nos trajó avances por todas partes, aunque siendo amante de la literatura y trabajando en Bloggerizados, el mayor y que más se notó por incluir las tipografías, fue entrar en el mundo de la imprenta.

Por todo esto y mucho más que soy consciente que me dejo en el tintero, hace que este hecho sea algo importante a tener presente y de celebrar. Fuera de campañas, de intentar endiosar a la gente, esta fecha nos ha traído como un grupo de personas que creyó que podía cambiar el mundo y acercar la informática a todo el mundo, trabajó codo con codo y terminó teniendo un primer resultado. Cierto es que no el esperado por la forma de ser de Jobs no permitió que fuera un producto redondo (se negó a incluir disco duro en esta primera versión del Mac, por ejemplo), pero fue la primera piedra de una revolución en toda regla.

Testigo que recogemos y que dentro de otros 30 años, analizaremos en que punto de esta aventura andamos y cuanto de distanciados nos encontramos. Y en concreto, veremos si esta filosofía que intentó sentar Steve Jobs en su empresa se mantiene o por encontra, ya no tendrá nada que ver.
Entrada: 30 aniversario Mac.

No hay comentarios:

Publicar un comentario