lunes, 11 de noviembre de 2013

Hedwigan Vission. Capítulo 63

Días locos, con cambios y que me hacen ir a destiempo con mis obligaciones como creativa. Por ello os pido perdón, ya que aunque son días y semanas con mucho material para poder traer, no he tenido tiempo de sentarme tranquilamente para escribir o nisiquiera grabar. Como podéis ver esta semana en el canal no ha habido movimiento, pero volvemos esta si o si!
Y me da más rabia porque la frase que tenía preparada para la reflexión número 63 para mi es muy profunda y es recordar el pasado por la figura que lo dijo. Os la dejo y comento el porque:
Hedwigan Vission 63
Cicerón es uno de los grandes pensadores, pero a mi me trae muchos recuerdos porque fue el sobrenombre de una persona que admiré mucho y que aprendí otro tanto. Fue alguien que me enseñó mucho del mundo de la tecnología, como administrar y moverse por foros y también me enseñó bastante de loros, pues era una afición que también compartía. No era un experto en profundidad, pero es de las personas que empezaron cuando no había nada y aprender los trucos caseros y enseñarte a valorar lo que se tenía en la actualidad (y eso que era escaso comparando en el ahora), fue una lección que me gustó mucho y que se la agradezco. Y por haberme acordado de él, he querido que esta reflexión fuera de este personaje, para recordar a mi Cice y dedicarle esta entrada, porque fue una persona que me marcó.

Y ahora si, vamos con la frase, porque tiene mucho contenido y se puede decir que para mi ha sido mi lección a aprender desde bien pequeña. Lo he hablado esta semana con una gran amiga, que los niños son inocentes, puros y sin malicia, al igual que tienen unos planteamientos muy profundos y que van a lo que de verdad importa. Vamos, que tengo muy claro que si alguien debe aprender, somos los mayores de estos pequeños sabios. Pero lo cierto es que les enseñamos o les damos el primer castañazo por este punto: enseñando la malicia y egoísmo.

Siempre he ido con buena fe y nunca he mal pensado, porque nunca me he acercado por interés o con maldad a la gente. Simplemente se da la conversa o voy a compartir y abierta a aprender... Pero lo cierto es que hay gente con mucha maldad y que te puede llegar a dar grandes bofetadas. Se suele decir que es cuando aterrizadas a la realidad, lo que es de verdad el mundo, pero... De verdad debería ser?

Cuanta más bondad, cuesta de ver los tiros o aunque se te haga, no eres capaz de ver la profundidad del mal, porque te supera. Y es un punto que me entristece que siga existiendo o que esos seres puros de corazón se sigan contaminando por este hecho.

Con el tiempo te creas una coraza y vigilas, incluso desconfías y siempre ves fantasmas, punto que me parece triste, porque es alimentar al miedo y como en otras reflexiones he dicho: seguir con el círculo vicioso. Y eso no puede ser, porque yo quiero que la gente no se imagine la maldad porque no la sufra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario