miércoles, 9 de octubre de 2013

Zipi y Zape y el club de la canica. Volviendo a ser niños

Octubre anda siendo un mes muy productivo en el terreno cinéfilo. Cada semana que pasa veo muy buenas propuestas y por ello creo que va a ser un mes donde os voy a ofrecer muchas reseñas de este ámbito. La de hoy es producción española y de dos personajes muy carismáticos que los amantes de los tebeos conoceréis muy bien: me refiero a Zipi y Zape y el club de la canica.
Y es que es de justicia que de una vez pudieran pasar a la gran pantalla. Los hermanos creados por el dibujante Escobar son una de sus más famosas creaciones y como os comento, se echaba de menos su presencia en las salas, más después del paso de otro de los grandes de la editorial Bruguera, Mortadelo y Filemón, el gran éxito de Ibañez que ha sido adaptado dos veces para el cine.

Aunque este precedente la verdad que asustaba y daba un poco de desconfianza en esta cinta. Debo reconocer que aunque he crecido con las criaturas de Bruguera, me sentía más identificada con Mafalda de Quino. Un humor más maduro, reflexivo y sobre todo sin esos recursos de exageración que en Asterix y Obelix o en las obras de los autores de Bruguera podemos encontrar. Como os comento además Mortadelo y Filemón han sido adaptados al estilo cómic y si bien tuvieron éxito (la prueba está que decidieron realizar una segunda parte), a mi personalmente me desagradó profundamente y os confieso que la primera no la he podido ver más de los diez primeros minutos.

Pero por suerte son otros tiempos y Zipi y Zape se ha salvado de una adaptación de ese estilo. Lo que se ha decidido es recoger a los personajes y crearles una historia totalmente nueva, donde incluso los dos hermanos más locos muestran una profundidad en sus actos mayor. Tiene su toque juvenil, pero también como me suele gustar, tiene un mensaje de fondo que agrada mucho.

Nos recuerda lo que es ser niño y al coger la época en la que fueron creados, los juegos antiguos: no hay videoconsolas, tablets, tecnologia... Todos los juegos de antaño que parecen ya de otra época, quedan reflejados. Al igual que como os comento, la crítica de no dejar a los niños ser lo que son e intentar que maduren antes de tiempo queda muy reflejado y me encanta que se realice.

Todo esto se ve y transcurre con un misterio que el fundador de la escuela dejó y que el actual director competirá con el club de la canica en ver quien lo consigue. Sabéis que no me gusta desvelar el contenido de las películas a fondo y mucho menos los finales, pero os puedo decir que el final de este misterio es muy sorprendente y deja otra moraleja bien latente.

Como os he dicho no tiene el estilo cómic, pero deja el guiño en el principio y final, ya que se nos presenta en formato libro y algunas escenas son dibujadas estilo viñeta, dejando clara la procedencia de Zipi y Zape. Contiene efectos especiales y de 3D y quizás ese es el punto débil, porque aunque está muy trabajado hay escenas que se notan muchos los efectos o que falta pulirlos un poco. No obstante para mi queda en un segundo plano y la película tiene tantos puntos positivos que estos detalles quedan en anecdóticos y sería simplemente de cara a sacar alguna pega.

Película muy recomendable para recordar viejos tiempos (ya sea por el tebeo o como os digo, esa época antigua donde las tecnologias no estaban tan presentes) y pasar un buen rato tanto con peques como sin, ya que además de lo que se ha descrito, tiene mucho humor y diversión.

Zipi Zape

No hay comentarios:

Publicar un comentario