miércoles, 2 de octubre de 2013

Sonrisas y Lágrimas, el musical

Los que ya me conozcáis de hace un tiempo, sabéis que mi perdición son los musicales. La música me encanta y no se si por haberlos hecho de pequeña o porque me gusta toda la música (excepto la electrónica machacona), el caso es que siempre intento ir a estas obras sin falta. Una de las que me llamó mucho la atención cuando se estrenó fue Sonrisas y Lágrimas, pero las veces que he ido a Madrid no he podido y ahora que lo tenemos en Barcelona... No la podía dejar pasar!
 Además que esté basado en una historia real me atraía mucho más. Como siempre tiene partes de ficción para hacerlo más atractivo y no fue tan espectacular la huída de la verdadera familia Von Trapp, pero recordar la película y sus canciones que llenaron mi niñez me apetecía. Más porque en si solo tengo fragmentos sueltos en mi memoria y no enteros. Así que por todo esto, nos decidimos a ir.

La valoración que le doy es muy buena. La música es en directo y tener una orquesta es un lujazo. La obra se podría considerar más ópera, ya que la forma de cantar es estilo a la ópera italiana, destacando mucho las grandes voces que tiene el elenco. Y en tema de argumento, es una adaptación de la película, donde se intenta guardar la estética de esta.

Además toca ciertos valores y muestra una etapa de la humanidad que en estos tiempos no está mal recordar y tener claro con la crisis y las problemáticas, de no permitir llegar a esos extremos y que no se repitan los errores del pasado. Y si, como la película es muy pastelosa, dando mucho peso a Liesl Von Trapp y su descubrimiento del primer amor, y como segunda base la relación del Capitán Von Trapp y María. No me quiero dejar de destacar que tiene su parte de humor y risas, donde a pesar de tratar temas serios y delicados, se le pone toques para sacar la sonrisa o la carcajada.

Si habéis visto Los Miserables y os gustó, es un musical a tener en cuenta pues comparte mucho. El público participa mucho y al conocer las canciones, la verdad que se hacen sesiones donde hay una complicidad entre actores y espectadores, en especial cada vez que suena Do Re Mi.

Como os digo, a mi me encantó y aún pasado días de haber visto la función, siguen en mi cabeza las canciones.
Sonrisa y Lágrimas

No hay comentarios:

Publicar un comentario