lunes, 15 de julio de 2013

Hedwigan Vission. Capítulo 50

Al fin! Día redondo porque por una parte celebro el aniversario como vlogger, que esta tarde podréis ver el especial tratando este asunto y por el otro, las reflexiones cumplen la friolera de 50 ediciones. Y no todos los días se pueden celebrar dos buenas noticias!
Y por ello, la frase que he escogido ha estado muy buscada, para que fuera la correcta para la ocasión:
Hedwigan Vission Capítulo 49
Es un tema que hace semanas que quiero tratar, desde que en The Frikis Vlog mi compañera Aditre la semana de los super héroes decidiera enfocarlo diferente. En vez de hablar de personajes de cómic, decidió hacer un homenaje a los héroes de la calle, tanto si eran humanos como animales. Y es que como bien indicó ella y la frase de hoy, los verdaderos héroes no son los que hacen cosas fuera de lo común, si no que todo el que intenta que el mundo sea un poco mejor, ya es un héroe.

Porque lo que importa en este mundo son los pequeños gestos. Una sonrisa, un abrazo o las palabras adecuadas, puede hacer que una persona siga adelante o por contra, se hunde. Y no somos conscientes de este poder y que lo tenemos todos. Nos parecen tan pequeñeces y tonterias, que no le damos el valor real que tienen.

En este año han habido momento que he estado apunto de tirar la toalla un montón de veces, pero tanto el apoyo, cariño o pequeños gestos, me han hecho ver que hay gente que valora mi trabajo y lo espera, y eso aunque parezca una tonteria, para mi ha sido lo suficientemente fuerte para seguir. Con lo que aprovecho para agradeceros a todos esas palabras y gestos!! Que aunque penséis que no, han sido una fuerza muy importante para mi.

Es por ello que a todos os invito a ayudar: no penséis que vuestro gesto es poco o que no merece la pena, porque para otro puede ser algo muy importante. Recuerdo en algunos de mis viajes, a dos señoras mayores que andaban preocupadísimas porque no sabían si podrían ver un espectáculo por no saber que era el código QR y al tenerlas al lado, les indiqué lo que se refería esa frase y el peso de encima que les saqué, ni os lo podéis imaginar. O en el AVE que está bastante mal indicado los asientos, una chica que era su primera vez e iba asustada, pidió ayuda y le fui contando no solo para esa vez, si no que cuando repitiera supiera como funciona. Al final del viaje se acerco una vez más para dar las gracias.
Y tanta gratitud para que, no? Si tampoco había hecho nada! Pero para esas personas en ese momento, el miedo e intranquilidad se las quite y para ellas era importantísimo y para recordar.

No queramos ser super héroes con extraños poderes, aprendamos a ser héroes del día a día y valorar lo que de verdad importa. Si todos fueramos héroes cotidianos, estoy segura que otro gallo cantaría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario