miércoles, 10 de julio de 2013

Hablemos de... Gurús

Hace ya semanas que no traigo este apartado y lo estaba echando mucho de menos. Porque si no hubieran temas para tratar mira, pero lo peor es tener excedentes y falte el tiempo para poder tratarlos! Normalmente decido hablar cuando veo muchas repeticiones y este se me ha manifestado tanto, que he decidido volver hablando de gurús.
 Es una figura que se le relaciona muchísimo con el mundo espiritual, pero lo cierto es que en cualquier campo existen. Por ejemplo en la informática podrían ser Bill Gates o el fallecido Steve Jobs, en música un gran número de grupos y cantantes (con lo que vengo hoy, un buen ejemplo sería Justin Bieber) y el mundo de los loros no podía ser menos. Hay grandes personalidades, pero centrándome en los Agapornis que es lo mio, estaríamos hablando de Dirk Van Abeele.

Ahora bien, la pregunta es: se merecen esa fidelidad y fe ciega que les proclamamos? Incluso en esta categoria pueden entrar los grandes youtubbers, pero esa cuestión quiero tratarla más adelante y no me voy a centrar, aunque si reconozco que este planteamiento se les podría  incluir perfectamente.

Volviendo al tema, yo creo que no. Está bien escuchar todo lo que se dice y sacar tus conclusiones, pero jamás creo que hay que llegar al extremo de que si alguien dice misa, ni se le discuta. Primero, estamos hablando de que todos somos personas y como tales, nos equivocamos. No hay ninguno mejor o peor, simplemente somos diferentes y nos organizamos por afinidad del momento: si pensamos igual que alguien, compartimos mucho y queremos escuchar y compartir tiempo con esa persona. En los cantantes por ejemplo, el que te haga sentir y vivir sus canciones, pues hará bien su trabajo al conectar con la gente.

Incluso que te motive una persona lo veo bien, si te da la fuerza para seguir o luchar por tus sueños, pues bienvenido!! Pero hay que saber distinguir entre eso y el fanatismo que sintiéndolo mucho, es algo que termina siendo un cáncer. No puedes defender lo indefendible porque tu ídolo lo haga o haya dicho la burrada del siglo, si algo está mal por mucho que esa persona tenga tu respeto, hay que dejarlo claro y para que lo vea y no se crezca, dejarle claro que en ese punto se ha equivocado.

Porque no tener a la gente en un pedestral no es sinónimo de no tener respeto. Yo por ejemplo hay personas que las considero grandes por su trabajo, por lo que me han aportado y enseñado, pero como digo al ser seres humanos como yo, no los agrando a la categoria de Dioses. Eso es infravalorarnos y no asumir que somos una pieza importante en nuestras vidas, en la de los demás y que por tanto, tenemos la responsabilidad de nuestros actos.

Además que muchos de estos gurús son resultado del marketing y si te molestas en profundizar en materia, te das cuenta que les falta fundamentos a sus palabras y que se caen, al no tener coherencia. Por ejemplo en la última Hora Agapornis comenta una de las perlas de las que estoy más en desacuerdo con el señor Dirk y que me demuestra defendiendo eso, que la fama que se le ha dado no es merecida y que incluso aún debería de formarse en algunos campos.

Os animo a no seguir a gurús. Somos lo suficientemente inteligentes y con información para ir recolectando y ser nosotros, sin dejarnos manipular.

No hay comentarios:

Publicar un comentario