martes, 7 de mayo de 2013

Berto Romero, sigue con nosotros

Como comenté en la entrada que resumía el día de mi cumpleaños, la actividad que realicé ese día como especial fue ir a ver el último espectáculo del humorista Berto Romero. No queda muy claro que trataría e iba con espectación y ya os aviso que a mi no me defraudo. No solo sigue con nosotros, si no que tenemos lo mejor de este artista.
 No se puede catalogar este espectáculo de un género, porque lo toca todo: tiene su parte de monólogo, parte documental y musical. Muy completo y sin tratar tampoco un tema en concreto, pero que hace que no pares de reir en la hora y media que dura.
DSCN6579
Empieza con la parte documental. Explica un poco de la vida de Berto, con humor y mucha ficción, pero bien llevado y con colaboraciones como la de Risto Mejide o Andreu Buenafuente. Esta introducción hace ver que Berto cayó bajo, que desapareció durante mucho tiempo pero que al fin tiene un nuevo espectáculo... Y aparece el fenómeno. Todo esto lo vemos en la pantalla que está al fondo del escenario y que durante todo el espectáculo se utilizará para los diferentes apartados.

Entramos en la parte del monólogo donde trata temas diversos personales y tratados de una forma muy bruta. Interactua mucho con los espectadores y algo que me gustó mucho que no es una función cerrada y en función de la respuesta la va desarrollando. Es una técnica que se está poniendo de moda que en vez de escribir un guión, lo que se se tiene es una escaleta de situaciones y hasta que no llega a la situación de la siguiente, el artista puede interpretar como quiera a modo de improvisación. Como os digo me gusta mucho esta forma de trabajar pues termina mostrando un resultado muy natural y nada forzado.
DSCN6580
Estas situaciones las va enlazando con algo de música, en especial porque en la mitad del show se le une un guitarrista. Con él, interactua y como os comento, interpretan algunas canciones o pone música de fondo mientras explica alguna situación. Las canciones están muy bien conseguidas y en especial el montaje de una con la pantalla es de lo que más me gusto del espectáculo.

Muy recomendable y si tenéis oportunidad de ver, no perdáis la oportunidad, porque no defrauda y recuerdas un humor bruto pero divertido de los que cuesta de ver, pero se disfruta muchísimo. Se hace muy corta la función y te dan ganas de que dure al menos una hora más.
Sin título

No hay comentarios:

Publicar un comentario