miércoles, 24 de abril de 2013

Sant Jordi 2013

Ayer fue el día del libro o por mis tierras, el día de Sant Jordi. Y como he dicho esta mañana, quiero compartir un poquito el análisis de este año, aunque aviso que ha sido suave la verdad.
En especial porque llevo unos años que no voy a las zonas más concurridas y donde hay más movimiento. Ya comenté que no me gusta mucho pisar las grandes superficies y eso incluye otros espacios. Si me puedo acercar a las horas que no son puntas no me lo pienso tanto, pero como vea que se acerca una hora de aglomeración... Me cuesta.

Y es que creo que el tema es disfrutar y poder estar agusto, y no como una lata de sardinas, donde lo único importante es comprar y consumir. El gesto de regalar cultura o una rosa me encanta y la defiendo ojo, pero lo que quiero transmitir que para mi lo importante es el espíritu y empaparte del ambiente, pero tranquilamente y no por el compromiso de tener que consumir si o si.
DSCN6573
Por ejemplo este año aún no he comprado nada, porque aunque hay bastantes títulos que me llaman la atención no he terminado de ver claro el siguiente fichaje y teniendo aún que leer bastante, he dejado para más adelante las compras. También para ser del todo sincera hay que decir que en la zona donde me he movido este año ha estado bastante desierto en la temática de libros.

Es una verdadera lástima, pero mientras los puestos de rosas no han faltado o se han multiplicado, como comento los de libros ha disminuido. Las grandes librerías he visto que siguen reventadas, pero el pequeño comercio se está resintiendo bastante.
DSCN6574
A pesar de esto, como siempre sigue siendo una fecha clave donde da mucho gusto estar en la calle y pasear. Otro ejemplo que la imaginación de las personas sigue estando muy despierta y que saben aprovechar las oportunidades es la parte culinaria. A parte de los platos tradicionales del día, he visto platos reconvertidos o vendidos para la ocasión como tartas, canelones donde se juega con el pimiento rojo y se dibujaban las cuatro barras y un sin fin de propuestas más a tener en cuenta.

Pero lo clásico y que para mi es imperdonable no tener es el Pa de Sant Jordi. Consiste en un pan elaborado de nueces, sobrasada y queso. Juega también con las cuatro barras o mejor dicho, con la Senyera, bandera de nuestra comunidad. Está muy rico y os recomiendo el probarlo si algún día tenéis la oportunidad.
DSCN6571
Un año más me ha gustado que haya sido está fecha y ver que se va celebrando más activamente y que ya no solo es una fiesta regional, si no que es una auténtica fiesta al libro. Una figura que creo que se le debería de dar más importancia y tener mucho más presente en el resto del año.
DSCN6569

No hay comentarios:

Publicar un comentario