miércoles, 17 de abril de 2013

Aprende LSE (Lengua de Signos Española) con @AlexVonKarma

Siempre me ha llamado mucho la atención el lenguaje de los signos y siempre he creído que todos deberíamos aprenderla. Tanto para facilitar un poco más a las personas con dificultades auditivas como para entendernos, pues la veo una herramienta muy útil incluso para los que no tenemos este tipo de problemas.
Hace unos años me enteré que hay diferentes variedades y que en cada región hay matizaciones. Me dio un poco de pena por que hubiera sido bonito tener una lengua universal, fueras donde fueras te entendieran perfectamente y que no hubiera ocurrido como el hablado. Pero bueno, sabiendolo es intentar encontrar el dialecto territorial y es por ello, que os traigo el LSE: el lenguaje de signos español.

Con esto de los vlogs ha permitido ir creando más facilidad en crear contenidos y si antes esta lengua estudiarla a distancia costaba mucho al depender de dibujos, ahora como os digo es muy fácil investigar incluso los diferentes dialectos, ya que hay mucha gente que se ha animado a publicar por la red en formato vídeo.

He estado viendo muchos por YouTube, pero ya que el primero que me enteré fue el de Alex VonKarma, os lo dejo uno de sus vídeos como ejemplo. En concreto, como son las bebidas.

Con los medios actuales, ya no hay excusa para ir aprendiendo esta lengua y espero que poco a poco se vaya extendiendo.

1 comentario:

  1. LSE no es lenguaje de signos, es lengua. El lenguaje es la capacidad humana para desarrollar lenguas, las lenguas la actualización de esa capacidad (sean orales, como el catalán o el castellano, o sean signadas, como la LSC y la LSE).

    En cuanto a las diferencias geográficas no te apures, que en el marco de la geografía española esas diferencias son mínimas, sólo algun vocabulario propio (como ocurre también con el castellano hablado que tiene expresiones propias en distintas zonas del país). La única que es un poco más diferentes es la propia de Cataluña, la LSC, que sí está reconocida como lengua propia. Y aún así, te entiendes perfectamente.

    Es más, sabiendo una lengua signada dispones de suficientes herramientas para comunicarte con personas que usen lenguas signadas de otros países. Conversaciones muy básicas, claro, pero más que en general con las lenguas orales.

    ResponderEliminar