lunes, 4 de marzo de 2013

Hedwigan Vission. Capítulo 31

A medida que voy buscando frases para las reflexiones, me doy cuenta que hay personajes que no es puntual la similitud de pensamiento y que a medida que voy viendo más citas de ellos, me identifico cada vez más. Es el caso de esta semana, pues ya en alguna ocasión he utilizado las palabras del gran Einstein.
Para empezar, os dejo la imagen y la frase escogida:
Hedwigan Vission 31
Este punto hace ya muchos años que lo tengo muy presente. Es algo que inconscientemente ya desde pequeños lo podemos tener, pues nuestros padres recuerdan todos sus sueños frustados y proyectan sus ilusiones en nosotros. Por no fallar a ellos o la tradición, hacemos que nuestra ilusión sea en verdad la suya. Y eso es muy peligroso pues podemos ser infelices sin querer o depende como vaya la cosa, que consideren que les has fallado y el esfuerzo tampoco haya servido para nada.

Es por eso que no deberíamos de proyectar nuestros sueños en otros o dejarnos influenciar y vivir por otros, si no que nuestra ilusión sea propia. Ojo y no confundáis con el egoismo desenfrenado, como en todo, yo creo que debe haber un equilibrio en las cosas y la cuestión es encontrar el punto neutro.

Una cosa como digo es desvivirte y no pensar nada en ti, centrándote en contentar a todo el mundo, y otro punto es no pensar en nadie e ir a la tuya. Hay que pensar y ayudar en la posibilidad de cada uno a la gente, pero como digo, no debes esclavizar tu felicidad solo en una persona, si no que debes de ver que te gusta y tener también tus aficiones.

Este punto creo que es el que suele fallar en las parejas, que en vez de respetar como es la persona, se intenta maquillar o transformar a tu gusto y es cuando fallan las cosas. Ya sea porque ves la parte oscura de la otra persona o con el paso del tiempo uno se termina cansando de ceder y es cuando empiezan los problemas serios. Si quieres a alguien, lo debes de querer como es y no cortarle las alas. Que le gusta algo que a ti no? Pues déjale disfrutar y tampoco es ceder, si no te apetece déjalo ir aunque sea solo. Al igual que si ocurre al revés, él te tiene que respetar y dejar disfrutar de tus ilusiones. Así es el verdadero amor de pareja.

1 comentario:

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo!! Sobretodo en la parte final. Yo pienso que si tu estas con alguien y solo quieres cambiarla o esa persona quiere cambiarte a ti... realmente no te quiere, xk no le gusta como eres realmente. Yo opino que hay que amoldarse el uno al otro, pero no dejar que tus gustos cambien para mal, es decir, dejandote de gustar cosas que siempre te han gustado. Lo bonito es ir descubriendo cosas juntos.

    ResponderEliminar