miércoles, 13 de febrero de 2013

La dimisión del Papa

Este lunes nos llevamos la sorpresa cuando en un acto Benedicto XVI anunció que a finales de este mes de febrero dejaría de presidir la figura más importante y emblemática de la iglesia cristiana. Aunque no soy católica, me ha sorprendido la decisión pues la norma general suele ser dejar el cargo por defunción y que haya tomado este camino, es cuanto menos curioso.
Más porque recuerdo que cuando fue escogido para este cargo, ya se hablaba que andaba muy enfermo y no iba a ser un Papa muy longevo en su cargo como su antecesor, Juan Pablo II. Con esta noticia se abre una nueva puerta y dudas de quien va a ser el siguiente.

Continuaremos con esta linea u optaran por empezar de una vez a abrir puertas y pensamientos? Es un hecho que la iglesia católica no goza de un buen momento y que en vez de estar al servicio del pueblo, se ha quedado apartada y anticuada, sin caminar por el mismo camino que sus fieles. Este hecho puede ser un punto de inflexión para volver a encaminarse por donde siempre debería haber estado y estar delante de la transformación hacia una nueva iglesia. Donde deje su lado oscuro, opaco y se convierta en un órgano transparente y como digo, de una vez por todas este al servicio de la gente.

Esto sería fantástico y una gran noticia, pero de momento mi mente y el "tocar de pies a tierra" me dice que para esto aún falta y que seguirán con las mismas doctrinas, pues un cambio tan radical de repente tal como esta estructurada no puede ser... Y me temo que es un aviso el que el máximo dirigente haya decidido abandonar el barco negativo. No es un mensaje de esperanza, si no un aviso de que las cosas empiezan a ir mal y empieza a haber un inicio de decandencia, de romperse.

Y es que como os digo, considero esta institución que anda en un punto muy difícil y desfasado a los nuevos tiempos. Llama mucho la atención como los mensajes de su fundador (Jesús) están a la orden del día y que si la gente los aplicara tal cual los transmitió sería un gran avance, y el órgano que debería de velar por él, este tan desconectado y corrompido por otros menesteres o mejor dicho: el poder los haya cegado.

Me encantaría que fuera la primera parte y que dentro de un tiempo podáis venir a llamarme pesimista o agua fiestas, porque implicaría un cambio muy importante en la sociedad actual y un hecho que se remarcaría en la historia de la humanidad. Por esto, dejaremos al maestro del tiempo que dictamine cual de los dos bandos gana y como avanzan los hechos con esta institución.

2 comentarios:

  1. A mi me ha sorprendido bastante lo del Papa aunque tampoco le he dado mucha importancia. Yo si soy católica pero pienso que la iglesia está, como dices, despegada y anticuada. Demasiados años teniendo el poder y viviendo solo para ello, yo no veo normal que el vaticano esté forrado y haya ciudades muriendose de hambre =/
    Por eso me sorprendió mucho la decisión del Papa ·__·

    ResponderEliminar
  2. A mi llámame mal pensada, pero con todos los escándalos que están saliendo, yo creo que ha sido un poco huida por lo que puedan estar esperando :-S

    ResponderEliminar