lunes, 28 de enero de 2013

Hedwigan Vission. Capítulo 26

Y ya consideramos todo normalizado con la publicación de esta entrada a mi semana de vacaciones. Ando pensando en si restructurar la parrilla de nuevo pero como no termino de verlo claro, prefiero mantenerla así hasta por el momento. Si hubiera algún cambio ya sabéis que os avisaría antes por eso, así que no sufrid!
Hoy la imagen o mejor dicho reflexión que os traigo es una que hace bastante tiempo tengo en mente, pero al no estar en el ordenador si no guardada en otro sitio, me olvido... Pero al fin ha llegado su momento. Como siempre, os dejo la instantánea y empiezo la reflexión:
Hedwigan Vission 26
Es un hecho que en especial estos últimos años que llevo por los foros lorunos, he podido ver tanto en primera persona como de espectadora. Y es que sorprende como la gente en vez de tomarse los comentarios de forma constructiva y al menos si aún con los argumentos no lo compartes, aceptar que hay otras opiniones y que así la gente pueda ver diferentes posturas y quedarse con lo que más vibre... Pues no, siempre vamos al lado negativo: nos lo tomamos como ataque personal.

Recuerdo que al principio a la gente "más sensible" iba con cuidado y me pensaba mucho las respuestas para no herir sensibilidades y poder exponer mi punto de vista. Por más que me estrujase el cerebro, le diera mil vueltas y lecturas, cuando era recibido siempre era a mal y como dice la segunda parte de la frase, incluso me ganaba la etiqueta de enemiga para esa persona.
Si fuera siempre te lo replanteas en autoanalizar, pero cuando ves que incluso una respuesta más dura y contundente hay gente que no se lo toma a mal y ve el fondo de la cuestión, aprendes a que hay gente que si se les puede decir ciertas cosas y con otros, que es mejor ni malgastar tu tiempo.

En ese punto aprendí que ya no me callo nada y suelto lo que siento en ese momento. Si lo reciben bien fantástico y si no, se siente, pero en especial estos temas que os comento que hay vidas en medio, prefiero comentarlo y que no termine como siempre (o al menos hasta ahora): quedando la información dañina como única y por consecuencia, dogmática.

Esto en la red, en directo o según que ambientes incluso siendo el ciberespacio, prefiero mantener el silencio y no meterme directamente, si no madurar la idea y hacer alguna reflexión como por ejemplo aquí y así, dejar la semilla y que vaya llegando al que debe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario