lunes, 14 de enero de 2013

Hedwigan Vission. Capítulo 25

Segundo lunes de este 2013!!! Y ya de vuelta de haber estado este fin de semana por Madrid y Santa Olalla, aprendiendo y disfrutando con grandes personas. Por estar esta actividad decidí que ya tocaba una reflexión relacionada con los animales y hoy no dejo el tema, pues la imagen que os traigo también tiene su nexo.
 Como siempre, os dejo primero el asunto y empiezo con mi reflexión o punto de vista:
Hedwigan Vission 25
Llevo en particular unos tres años donde mi sentimiento va muy relacionado con este hecho. Suelo comentar siempre los problemas de como nos educa la sociedad y una vez más por desgracia, sale latente. Nos educan más que con el positivismo, las ganas y que con esfuerzo y tiempo se consiguen todas las metas, con el pesimismo y en concreto: el miedo.

Solo hay que ver como la fecha que comentaron los Mayas como la interpretó la gran mayoría. En vez de pensar en que podía ser que llegaran tiempos mejores, ya fuimos al catastrofismo de que se destruiría el mundo o en los casos más moderados que desapareciera la electricidad. Ojo, este punto yo si lo veía posible y vista la actividad solar no sería raro que en un futuro ver casos, pero no comparto el que fuera a nivel global como se vendía, si no que habrán regiones que les afectará (como en el pasado que por cierto, ya ha ocurrido) y otras que seguirán igual o les vendrán las cosecuencias por otro lado.

Volviendo al tema que nos ocupa, resulta que con el miedo nos han convertido en pasivos. Al pavor que mostramos al "y si..." nos mantenemos quietos, esperando sin actuar. Y en este estado, le doy toda la razón al señor Mark Twain, de que más que recordar otros hechos (incluso equivocaciones), te mortificas en que deberías haber sido más valiente y actuar antes (o haber actuado en un momento y que jamás remediaste). Que si, te hubiera hecho igual de daño, pero en vez de alargar la agonia durante años, podrías haber pasado unos segundos desagradables, te hubieras recuperado antes y habrías vivido feliz mucho antes.

Es por esto que para que no lleguen estas situaciones, debemos de hacernos dueños de nuestras riendas. Aunque no lo compartan nuestros allegados o nos crean locos, si tu sientes que es lo correcto, hay que luchar y tirar para adelante, sin arrepentirte en ningún momento de la decisión tomada, pues es experiencia y por tanto, aprendizaje en la vida. Quizás no llegas a la meta que te habías planteado, pero como digo, el haber vivido te ha forjado y siempre hay provecho, aunque no sea material o amoroso.

Por aquí enlazamos con la introducción, pues aunque algunos pensarán que es una tonteria, que no vale y es una pérdida de tiempo, a mi estas escapadas y seguir aprendiendo sobre loros, me llena y es provechoso, con lo que a pesar de las negaciones, lo hago y se que trae cosas muy positivas.

Y tu, te animas a tomar las riendas de tu vida?

No hay comentarios:

Publicar un comentario