miércoles, 28 de noviembre de 2012

Llega la Navidad... y hay que pensar en ellos.

Normalmente la Navidad siempre se relaciona de una forma positiva, alegría, regalos... Y aunque esta parte muchas personas no lo van a vivir igual y puede ser una parte negativa, me quiero centrar en otro aspecto que siempre nos acompaña y que por desgracia hace daño a inocentes: el regalar animales.
Vemos al perrito o animal de turno, tenemos flechazo y sin pensar las necesidades o si somos aptos para tenerlo, nos lo llevamos a casa. Luego pasa el tiempo, crece y ya no nos hace tanta gracia, y menos cuando llegan las vacaciones y no sabemos que hacer con él, y es cuando aparece el drama del abandono. Por desgracia como digo es común a todos y no se salva. Si es cierto que el perro al ser la mascota más extendida y que no se espavila tan bien como otras especies es más visible, pero quiero hacer hincapié en que no es exclusivo y que por desgracia conozco la problemática en todos los ámbitos mascotiles.

Por ello quiero empezar ahora que llega diciembre a concienciar y dar toques, tanto aquí como en el canal YouTube. Una vida no es un juego: viven todos ciertos años (algunos más, otros menos), necesitando cuidados y atenciones diariamente.
Antes de adquirirlo infórmate bien, si puedes mira en directo e interactua con ejemplares de esa especie que andas pensando tener. Haz todo lo posible y si pasado todos los controles y cierto tiempo piensas que sigues queriendo compartir tu tiempo con uno de estos verdaderos maestros, entonces si será el momento de que venga.

Pero ojo: no compres a cualquiera ni fomentes la cría indiscriminada y no ética, o la tendencia que roza los malos tratos. Sin quererlo si accedes por estas vías haces el mismo daño al animal que el que se encapricha y se ciega por el deseo del instante.
Incluso os diré una cosa más: si tienes la opción adopta uno. Ayudarás a los refugios y a un animal que lo ha pasado mal tener una segunda oportunidad de disfrutar.

Muchas veces tenemos la imagen de querer jovencitos, vivir la experiencia de verlos crecer, sin problemas, perfectos... Pero ese sentimiento egoísta hace que los animales donde su única vía es vivir como mascotas por sus problemas físicos, no tengan la opción que se merecen y sean discriminados.

Con los loros lo veo muy claro que visto el panorama deberíamos de ir pensando no en seguir manteniendo en cautividad, si no enfocar nuestro trabajo en que anden libres, que no desaparezcan de sus hábitat. Es triste ver que muchos animales andan casi extinguidos en sus zonas originales y en cambio los tenemos en otras zonas donde no deberían estar duplican , si no triplican su presencia siendo verdaderas plagas.

Así que por favor, pensaros mucho la compra de animales y espero poder venir en un tiempo diciendo que la gente empieza a ser más responsable y quien ha decidido adquirir un compañero, viene por adopción.
No son un juguete

2 comentarios:

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo. No entiendo como la gente regala animales sin ser conscientes de lo que ello conlleva. Un animal es como un bebé, tienes que estar toda tu vida pendiente de él, cuidarle y quererle. Es un ser vivo y no puedes tomartelo a la ligera. Vamos, yo siempre que veo crueldad a los animales o abandonos de ese tipo... no puedo. Porque para mí mi perra era como mi hermana, un miembro más de la familia y jamás pensé en dejarla de lado. Pero tb tuvimso que estar MUY pendiente de ella, de hecho, ni nos ibamos de vacaciones porque no teniamos donde dejarla... todo eso son cosas que la gente debe tener en cuenta.
    De hecho, mi novio y yo nos hemos enamorado de un gatito que hemso visto en la tienda d animales... pero ambos somos conscientes de que vivimos en casa d nuestros padres y que tanto los suyos como los mios no quieren gatos... así que no podiamos tenerlo ú_u

    ResponderEliminar
  2. Te entiendo perfectamente porque me pasa lo mismo. Con mis pájaros pues nos turnamos o si faltamos no más de 2 días o a dejarlos con canguros, pero me comprometí y no son de quita y pon. Encima con lo que dan!!

    Y lo del gato yo ando igual también! Me encantan, pero se que en casa por el tema pelos sería bronca diaria... Así que de mientras aunque gustara, pues me mantengo firme porque ahora no sería una buena dueña.

    ResponderEliminar