lunes, 19 de noviembre de 2012

Hedwigan Vission. Capítulo 17

 Poco a poco después de todo el trajín voy volviendo a la calma y con la nueva estructura. Como ya avisé, a partir de ahora los Hedwigan Vission escritos en el blog van a ser los lunes en sustitución de los Comunicados Hedwinianos. Así cubro un día vacío, no saturo el sábado que seguirán las Hora Agapornis y también en la misma semana tengo los dos Hedwigan Vission, que se me hacía raro andar pensando en uno y tener el pasado en mente cuando grababa.
Y sin más preámbulos, os dejo la imagen y empezamos:
010
La tortuguita los que me sigáis por las redes sociales os sonará y la frase quizás también, pues fueron publicados pero me gustó tanto que encima con lo que ha ido pasando me parece que van como anillo en el dedo.

Una de las cuestiones que me siguen sorprendiendo al ver día a día y que se relaciona un poco con la temática del pasado capítulo, es el tren de vida que andamos montados y que hace que no disfrutemos de la vida. En vez de poder saborearla y podernos parar a contemplar, nos buscamos obligaciones o problemas que nos mantengan distraídos. Y eso que no me meto en el terreno laboral, donde actualmente nos explotan y abusan con el pretexto de la crisis.

Lo siguiente que voy a decir puede que sea duro, pero como siempre digo hay que mirar la parte positiva en todo y en esto quizás la crisis nos está enseñando las flaquezas del pasado. Una noticia que he visto hoy comenta que los niños y jóvenes con este panorama pues son conscientes del esfuerzo, que no se regalan las cosas y andan siendo más humildes y no tan egoístas, punto que debemos de reconocer aunque no nos guste que así es y que sólo hay que mirar las últimas generaciones lo desequilibradas que están saliendo. Digo que es duro pues es reconocer que la crisis nos está haciendo más humanos y que por una vez nos juntemos todos o al menos, empecemos a ver al vecino como un igual y los prejuicios van desapareciendo.

Me encantaría decir que este punto hubiéramos llegado sin situaciones delicadas, pero esta visto una vez más que sin collejas o situaciones límites no nos movemos ni movilizamos... Sin duda esa es nuestra gran asignatura pendiente.

Yo la verdad que siempre me ha gustado observar, ir sin prisas y degustar cada momento, aunque no se haga nada especial, viviéndolo y sintiéndolo puede ser un gran momento una conversa, una película, música o incluso un silencio. Ves matices diferentes y te hace ir aprendiendo.

El cuento ya lo decía que no por ir deprisa se gana y aunque como digo por la educación, cánones ni la estructura de la sociedad acompañan, vi hace tiempo las ventajas de ser tortuga, pues aunque avances lentamente, con tesón y paciencia se llega, además que los pasos que das son seguros. Hace que te equivoques menos y el sentimiento de culpa o equivocación inexistentes.

Y tú, eres liebre o tortuga?

2 comentarios:

  1. Yo supongo que sería más tortuga, porque nunca he tenido prisas con nada. Me he tomado las cosas con calma y ya está, ni siquiera he sido de esos niños con prisa por querer crecer.
    Aunque ahora no soy ni uno ni lo otro xD estoy estancada... viendo las horas pasar porque ni estudio ni trabajo, a las esperas de que salga algo y pueda seguir avanzando. Pero bueno, como dices, hay que mirar lo positivo de todo así que intento buscar otras cosas con las que disfrutar o entretenerme :3 d momento con el carnet del coche!

    ResponderEliminar
  2. Ainsss Sis, de tus palabras me siento MUY identificada!! En especial el no ser ni niño ni adulto, es que valoro mis gustos y lo que hago... Y me meten en la escala de infantilizada xD
    Sigo leyendo fantasía pero bastante juvenil, juego a videojuegos de "críos pequeños" (Pokémon, Skylanders... Y todos estos que se asocian a una franja de edad en concreto ^^u), veo dibujitos... Pero también tengo mi parte adulta que hace que sea un híbrido curioso O_O

    Lo de estancada yo también me siento igual, en especial este año que tampoco me sale nada de trabajo y esa sensación de no avanzar la conozco muy bien. Perooo como dices hay que disfrutar, tu ahora que tienes el librejo de la PS3, lo del coche y a seguir caminando, estoy segura que en un tiempo nos ponemos a charlar y al fin hemos visto el camino cual era =)

    ResponderEliminar