sábado, 8 de septiembre de 2012

Hedwigan Vission. Capítulo 8

Preparando y grabando el Hedwigan Vission de está semana en YouTube, me vino y empecé a perfilar lo que hoy quiero comentaros y visto que está semana ha estado repleta de situaciones donde terminábamos en está tesitura, ya que tenía está frase preparada para cuando llegara su momento, he visto claramente ya ha llegado su momento.
 Y para poder empezar con la materia, os dejo la imagen!
004
¿Qué situaciones he tenido para terminar siempre con está frase? Debatillos sobre pena de muerte por la injusticia de los niños de Córdoba, maltrato animal y en mi propia vida con las espectativas y deseos (o sueños) que pueden llegar a ser tan imposibles en la actualidad, que la frustación llega al desánimo.

En todos las soluciones planteadas siempre terminaban con la frase desilusionaria: "es imposible conseguir esto". Estoy de acuerdo que en la actualidad con los sistemas que tenemos pues no es viable, pero no lo es porque hemos olvidado algo muy importante o mejor dicho, nos hemos acomodado a la facilidad: si se quieren cambios, hay que moverse.
De que va a servir que nos pongamos detrás de una pantalla a desproticar o sentarnos en nuestro cómodo sofá y nos resignemos con: "es lo que hay"? Rotundamente: NADA.

Está bien hacer ruido en las redes sociales, usarlas como herramienta para llegar a la gente y poder tener un rinconcito común donde hablar todos y organizarnos, pero las situaciones no cambian si nosotros no lo hacemos y lo más importante: si no nos ponemos manos a la obra.

Estos casos que os he dicho, pues si nos uniéramos TODOS, conseguiríamos todo eso y más. Hasta ahora, han jugado con el miedo (no digas nada o te quito el trabajo/pensión, estás loco, vaya chalado...) y el infravalorarnos. Para empezar, todos somos importantes en este mundo, somos únicos y tenemos el derecho de vivir y ser felices.
Los grandes sistemas pues desde luego que un pequeño peón no puede con el rey, pero si millones de peones se juntan contra el rey... ¿Entonces si que cambian las tuercas, no?

Por la situación que llevamos arrastrando desde hace años (por no decir siglos incluso) estamos programados con está información errónea, además de como digo, que solemos esperar a que sea el resto los que hagan el primer paso por este medio. Pues sintiéndolo mucho, esto no funciona así y es al revés: si quieres que el mundo cambie, debes de empezar por ti mismo como diría el gran Michael Jackson.
Aunque te digan todas las lindezas del mundo, si tu crees que algo es correcto y no haces daño a nadie, pues adelante con lo tuyo!! Todos los emprendedores les llamaron locos y luego demostraron que tan locos no eran. J.K.Rowling con su Harry Potter, quién pensaría que libros tan extensos sería un éxito mundial? Muchos creyeron una locura ese proyecto y a día de hoy se lamentan haber soltado ese filón. O las redes sociales: quién se imaginaria que tendrían tanto poder? O que los jóvenes no vean ya apenas televisión y prefieran YouTube como medio de entretenimiento? Podría seguir con mil ejemplo, como el de Steve Jobs, que incluso una persona que no termino la carrera (ni la empezó apenas, abandonó en su primer año), ha sido la gran influencia y creativo que ha tenido el sector de la informática, le pese a quién le pese.
Todos ellos comparten una misma esencia: creyeron, lucharon y trabajaron en su cambio para luego, revolucionar el planeta entero.

La imagen que acompaña está frase vuelve a ser de las jornadas lorunas. Estamos mi amiga Ro, Ana Matesanz (la organizadora del evento) y una servidora, repasando lo que vamos a explicar a los niños en el evento infantil. Bien, si Ana no estuviera al pie del cañon, no parando nunca de dar su opinión y al creer en la educación y concienciación, siguiendo año tras año con está lucha, estoy segura que todo lo que ha mejorado en nuestro país el manejo de los papagayos, no estaríamos en una situación tan privilegiada. Si, aún hay que trabajar, pero miro hace unos 5 años el panorama y veo el ahora, y es de agradecer el cambio. En Pornimascota hacemos lo mismo y por eso nos implicamos también con los peques, que son el futuro y concienciándoles, pues mejoraremos. No me cansaré de comentar, que el respeto y educación que vi este año por esas personitas, me agradó muchísimo y que fue una inyección al ver que puede ser posible un cambio si se trabaja.

Yo ya me he puesto y como he dicho unas líneas arriba, pues esas frustaciones las estoy canalizando viviendo el presente y poniendo toda mi energía en lo que hago, pues se que es correcto y siento, que es mi forma de ayudar y contribuir: concienciando y en mi casa, siguiendo el ejemplo. Y tú, te animas a emprender está aventura?

No hay comentarios:

Publicar un comentario