sábado, 7 de julio de 2012

Transformación

Pues como prometí ayer, continuamos con esa entrada o mejor dicho, la esencia que me hubiera gustado explicar y no recrearme tanto en los cambios de publicación y la incorporación del canal Youtube. Como véis en algunos de mis medios he incluido la figura de las mariposas. Por qué si nunca he sentido curiosidad por esos seres ni por temáticas se puede incluir? En las siguientes líneas intentaré explicarlo.
Pues si, anímicamente se puede decir que he tocado fondo. Son tiempos difíciles en diferentes campos, cada uno trabajamos uno más o menos doloroso, pero se puede decir que mi campo emocional lleva resintiendose mucho tiempo, sin estar agusto y anhelando un cambio interior. Mi ser se siente importante, pero en estas reglas que actualmente tiene nuestro mundo no ve como encontrar el equilibrio, el sentirse integrado con el todo... Pero si he tenido una fuerte convicción en seguir en lo mío y luchar por eso, pues el tiempo es el que da la razón y aunque poco a poco, si miro el camino andado, veo muchas alegrías y ya si nos ponemos viendo los cambios en este presente, aún veo más claro que vale la pena.

Perooo esto cuesta de mantener y tenemos nuestros altibajos. Entre que estaba ocupada y con este sentimiento, he ido dejado este rinconcito que me llena, que hace unos meses lo redescubrí y vi que me sentía bien publicando, aunque sólo fuera una canción o algún texto que me pasaban, era gratificante. Incluso empecé a cerrar ciclos en webs e iba a terminar, buscando un principio. Es curioso como creemos que controlamos, pero lo cierto es que a mi me ha sorprendido, si tengo un principio y lleno de acción, pero no como me planteaba pues para empezar, esos cambios que pensaba no han sido así y han tomado otras directrices, y como os he dicho, me he picado en dar otro enfoque a todo esto.

Y es aquí donde entran nuestras amigas mariposas pues: la vida es un constante fluyo en transformación. No para quieta y va evolucionando, como el gusano que se convierte en crisálida para después de un tiempo, convertirse en algo mucho más bello, que es la mariposa. Pues tanto eso como que en un curso que estamos haciendo sobre espiritualidad me sale mucho está figura, he decidido llenar mi vida de estás para recordarme este principio y en momentos como este, reflotar.

Como digo, mirando para atrás me veo a mi misma y esta transformación es latente. Siempre me ha gustado escribir y como sabéis estuve en una revista de género manga (para los nuevos, he colgado los escritos que pude salvar en entradas antiguas de este año 2012), pero jamás hubiera pensado hablar tranquilamente en grupos numerosos de gente reunida o estar escribiendo pensamientos íntimos en un sitio abierto, que cualquiera pudiera ver... Y es que soy muy recelosa de mi intimidad y privacidad, además que la vida me ha enseñado a vigilar con la gente. Pero también hay la otra variante: si todo el mundo lo sabe, qué debes sufrir? Dejas de ser vulnerable, pues el tema de los secretos te vuelve temoroso, tienes el miedo y de saberlo alguien, sin querer le das el poder pues si te quiere hacer daño, tiene las herramientas suficientes. En cambio de ser público, no tienes cadenas y si te sientes bien, por qué hay que esconderlo?

A mi me ha costado esto mucho y posiblemente sin querer me he cerrado puertas por pasividad, pero como nunca es tarde, ahora que lo veo no pienso cortarme, pienso dar mi opinión y compartir lo mío, sin importarme si el interlocutor que me lea crea que estoy loca o me falta un tornillo... Es mi vida y la escribo yo, nadie más. Si os digo que este punto lo he tenido siempre claro y he sido una rebelde sin causa, pero ciertos puntos si tenía mis banderillas que ahora las retiro.

Así que ahora pasada la etapa crisálida, toca estrenar esas bellas alas de la estrenada fase mariposa.
Mariposas

No hay comentarios:

Publicar un comentario