sábado, 21 de julio de 2012

Hedwigan Vission. Capítulo 1

Como os dije la semana pasada, se me ha ocurrido abrir una sección nueva en el blog para englobar esas citas curiosas que encontramos básicamente por las redes sociales y que son verdaderos pozos de reflexión. He estado buscando un nombre chulo y al final he decidido que sea Hedwigan Vission. El primer vocablo viene por una broma que me hizo una amiga cuando compré la jaula actual de mis pajarillo, que al ser una mansión/castillo, pues recordaba a Nottingham Palace y fusionando mi nombre por la red pues empezamos a hablar de mis cosas con esa palabreja. Así que usamos eso y la visión, pues como siempre, es mi visión de las cosas e intentaré explicarla, por si no os transmite eso, pues ver otro punto de vista. También os invito que en comentarios pues digáis que os transmite por lo mismo y también he pensado hacerlo en vídeo, recogiendo las impresiones.
La imagen de está semana es la siguiente:
Hedwigan Vission 1
Una verdad como un templo. Y es que el ser humano no es un animal acostumbrado a los cambios, le dan mucho miedo y pavor pernsar ni siquiera en ellos. Nos emperramos en arreglar lo viejo y no fluir, que no sólo miramos esa puerta que se cierra, si no que además pataleamos delante de ella y hacemos todo lo inimaginable para intentar evitar que se cierre, cuando se nos está abriendo una puerta mucho mejor y con más abundancia.

A veces incluso al contrario de lo que pone la instantánea que adjunto hoy, la vemos abrir pero nos hacemos los ciegos, o nos ponemos esas cadenas de miedo para no dar el paso. En la actualidad con el panorama social que tenemos, lo ando viendo mucho, que la gente en vez de ver el ahora, llora el pasado. Quizás si, se te ha roto la puerta de la economía, no puedes hacer lo de antaño o andas viendo como arreglarlo, pero no estás valorando y disfrutando de lo que en este momento se te está dando: quizás ahora ves que no estás solo y tienes el cariño y amor de los tuyos, o has aprendido a valorar otros gestos, como otra imagen que también circula que para el día del padre, los niños van con un regalo material, y el pobre regala a su padre un abrazo sincero, lleno de amor... Para mi sin duda, el mejor y que vale como regalo es el segundo.

Y relacionando esto último, yo lo ando viendo conmigo misma. De pequeña la verdad que no me ha faltado y mis cumpleaños siempre han sido lleno de regalos o lo que quisiera en el momento, en eso la verdad que no me puedo quejar, jajaja. Pero si que de aquí a unos años, el tema material ha bajado, solo por parte de mi mami que siempre se lo curra, pero otros detalles han desaparecido, incluso para algunos me han cerrado la puerta bruscamente. Pues bien, lo que más me ha llenado y ha valido la pena, es ver como incluso gente que no me conocía, se tomaba la molestía de mandarme felicitaciones y hacermelas llegar... Pero en especial, el cariño que transmiten es puro y desde hace dos años sería una fecha triste y de no querer hacer nada, y me dan la inyección suficiente y hacen que sea muuuy especial. Jamás imaginé que eso llenará tanto y emocionará, ni siquiera que fuera una bomba de energía tan grande. No lo saben, pero desde entonces estoy muy agradecida y doy gracias, y por eso también aunque son muchos y ocupa tiempo, voy contestando uno a uno, porque creo que son merecedores de ese gesto.
El no va más de este año ha sido por parte de mi querida amiga Verita. Me sorprendió haciéndome un regalo sorpresa y además, que regalazo!! Lo expliqué en su momento, pero lo quiero rescatar pues como os digo, junto a lo que he contado ha sido otro gran gesto y es lo que hace quedarme con lo bueno, si vale, muchas puertas se han cerrado y está siendo un año caótico, oscuro incluso porque estoy experimentando más de lo normal sentimientos tristes, de baja vibración o lo que queráis, pero también se me abren puertas nuevas de alegría, cariño y amistad que voy aprovechando y me centro en ellas e intento reflotar con ellas.

Con lo que, si os tuviera que decir en una síntesis la mecánica de la vida, muy posiblemente sería la imagen de hoy: la vida es un constante fluyo de puertas que se abren y se cierran. Cuando una deja de estar abierta, otra automáticamente se abre y hay que estar alerta en verla y disfrutarla, aunque no sea como lo esperas, una aventura te espera y si lo saboreas bien, terminarás viendo el porque de las cosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario