viernes, 9 de marzo de 2012

¿Amor verdadero?

¿Qué es el Amor verdadero? Esa palabra que tanto anhela el ser humano, quiere a toda costa, pero que sin embargo, ni sabe muy bien que es, ni como conseguirlo.
En todos estos años, la definición del Amor iba relacionado con la pareja, y el ser humano no veía otra posibilidad, metiéndose con los otros tipos... Pero hoy en día que la pareja no es estable, que hay tantas idas y venidas, uniones, desuniones... Ahora es cuando si empezamos a ver estas formas diferentes.

Para cada uno será una cosa diferente y respetable, pero visto el tiempo, los impulsos que nos mueven (más la ira, venganza, rencor y demás lindezas del ego), cada vez empiezo a dudar y a pensar en que el ser humano pueda amar y experimentar esta sensación... Cada vez veo más que en nuestro código genético no está esta parte, la gente se mueve por interés puro y duro, hemos caído en el lado del cable negro y estamos cayendo en picado a la oscuridad... Y algunos han llegado.

Aunque si, me pongo en el lado más pesimista y como siempre digo, los extremos son malos, y es que aún hay semillas de luz brotando incluso. En estos años, he conocido gente magnífica, bondadosa y que si mira con desinterés, te tiende la mano y de verdad se interesa por tu persona, sin buscar algo a cambio. Por ellos es que sigo dándole una oportunidad a la humanidad y no termino de tirar la toalla, aunque si reconozco que a medida que va avanzando el tiempo, cuesta más... Y que se hace necesaria otro foco para seguir en pie y no derrumbarte.

Este factor para mi, son los animales. Cuando me levanto con la pierna izquierda y no levanto cabeza anímicamente, pienso en ellos, que están ahí incondicionalmente, esperándote y que te huelen si estás mal, porque cambian su forma de actuar y son si cabe, más pesados que nunca, o se ponen a tu lado tranquilos, respetandote pero dejando claro que "estoy aquí y no te dejaré sola". Para mi, es una descripción increíble y difícil de transcribir en palabras... Y que a día de hoy me sigue impactando y sigo agradeciendo.

A mis pequeñajos, que me aguantan y siempre están conmigo!

Amor

No hay comentarios:

Publicar un comentario