domingo, 4 de diciembre de 2011

La Era Tecnológica

Hoy quiero tocar un tema, que llevo pensando unos meses y que en estos días estoy viviendo en primera persona y he visto una nueva perspectiva: las nuevas tecnologías, el como nos organizamos influenciados por ellas y lo que perdemos o ganamos.
Desde que empecé a trabajar y por consecuencia viajar cada día, he tenido el contacto con las nuevas tecnologías, pues aunque muchos nos valíamos de los diarios gratuitos, era más numeroso el que sacaba su teléfono de última tecnología y chateaba, escribía mails, miraba las redes sociales.... Incluso recuerdo el caso de dos chicos que a pesar de estar sentados juntos, se hablaban por el whatsapp. Ese es un hecho radical, pero que me hizo plantearme hasta que punto somos esclavos de estos aparatitos. Es que a medida que he ido conociendo a la gente, he visto que sin estos medios no eres nadie, yo por el hecho de no tener esta conexión me he perdido muchas cosas, aunque al final me enteraba, pero si que te queda un sentimiento de estar excluido, que eres diferente y aunque exagerando, el patito feo.

Luego mi jefe al final decidió comprarse un IPhone y lo viví aún más pronunciado, pues al tener más contacto veía como al instante sabía todos los movimientos y no se le escapaba nada, a parte de las muchas aplicaciones que tienen estos aparatitos. Aunque dura, por una cosa u otra mi ser pedía tener acceso a esto, vivirlo y beneficiarme.
Pues bien, con esta semana ha llegado el día tan ansiado por mi y encima por partida doble: tengo un IPad y un Smartphone, en concreto el Galaxy Mini. Estas líneas son el estreno del IPad con el blog, aun me queda configurarla más para que este a mi justo y poderle sacar todo el partido, pero la cosa tampoco va mal y no me puedo quejar.

El que ha sido una sorpresa y no tengo problemas en comentarlo es el móvil, lo que da y la conexión con la gente aún no doy crédito... Me he reencontrado con gente que hacía años que no hablaba, otras las tengo más cercanas y he pasado de saber de ellas una vez a la semana, a tener noticias diarias y los cotilleos y todos los puntos que me perdía, ya no pasa, además de reirme, disfrutar con las locuras que se hace y a ser víctima de bromas. En definitiva, es ganar tiempo pues te enteras en el momento de los sucesos. Como no, por ser nuevas y algunos detallitos se nos escapan o echámos de menos, pero poco a poco viendo el avance se establecerán o si no, aunque haga mandra algún día tocará encender el ordenador.

No llevo ni una semana y ya me he adaptado tan bien, que no se cómo podía vivir sin esto, desconectada del mundo móvil: sin el whatsapp, el Facebook, Tuenti, Google+, Twiter tan a mano y para la IPad, añadir los juegos y aplicaciones pijillas por ser un Apple... Es un segundo renacer y veo através de mi madre mi anterior visión, pues lo que estaba yo diciendo y criticando, es lo que ella ve y me achaca a cambiar, que no puede ser esto.
Si reconozco que al ser la novedad pues que estoy encima un poco más de lo debido, pero si que también es un hecho de desconocimiento, o quizás nuestra perdición, el tiempo lo dirá, pero de mientras estoy ganando independencia para escribir en este humilde espacio más seguido, pues no dependo de encender ordenadores y a ratillos que antes serían perdidos, puedo adelantar.

Como todo: ni es malo ni es bueno, están los matizes de grises que hacen que para unas cosas sean grandes avances y para otras retroceso, pero nuestro trabajo debería de ir más a balancear y saber equilibrar para que sea lo más correcto posible.
Caprichitos informáticosMis nuevos niños tecnológicos

No hay comentarios:

Publicar un comentario