miércoles, 7 de diciembre de 2011

Cuando las cosas no salen bien...

Piensa porque es así y que viene mejor. Me ha pasado hoy, que he pedido las semillas de mis pájaros y andaban agotadas. La semana que viene me voy a Tenerife y ando agobiada en ese aspecto de dejarlo todo atado, y no había manera... Apunto de escribir, me ha venido a la mente mirar a ver si otra gama de la misma compañía estuviera en un formato pequeño y... Sorpresa!!! Buena marca también y encima en un envase de kilos que era lo que iba a comprar, cuatro kilos.

Podría haberme cabreado, pataleado, nerviosa, buscar una solución peor, o al menos estresarme unos días más y haber estropeado la jornada que tan bonita iba a ser. Pero no, con paciencia y con positivismo, aunque no era lo que inicialmente quería, he conseguido lo que quería: una mezcla de semillas de buena calidad para mis pájaros. Y lo demás, de si es X marca, Y precio y demás tonterías, son superficiales.

Con esto, quiero comentar que aunque la situación sea mala, siempre hay que ser positivo y no perder los papeles, pues si no, la solución fácil la perdemos de vista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario