jueves, 14 de abril de 2011

Alegría

En estos tiempos tan difíciles, donde se respira la tristeza, la melancolía y las ganas de vivir merman en muchos corazones... Cómo seguir luchando día a día?
Aunque difícil, para mi la respuesta es de ilusiones, placeres o englobandolo más, darte alegrías.

Como me llegó hace unos meses a mi correo, es sorprendente como lloramos, pataleamos y maldecimos a Dios/universo/destino o como queráis llamarlo, cuando otros tienen menos, pasan penurias... Y lo increíble, que a pesar de eso, no pierden la sonrisa. Es que en este "primer" mundo se nos ha acabado las ideas para seguir viviendo? Tanto hemos degenerado en los valores y actitud que no sabemos ver los pequeños milagros que día a día nos brindan?

Aunque por nuestro ser es difícil no aspirar a imposibles (nos gustaría poderlo tener todo), qué tal si valoramos y nos ponemos pequeñas metas? Cosas que nos apetecen, caprichitos, pasar y dar amor a los que queremos... No es mejor pasar una tarde agradable con un ser (no sólo humano, ya sea planta, animal...) que aprecias/admirar/quieres/amas a estar deprimido en un sofa? O si no, pasar el rato charlando, jugando, aprendiendo, leyendo...

Entre estas cosas, también englobo el tema de esperar cosas. Siempre esperamos la ocasión para que nos den X cosa, o se rebaje, o a ver si lo consigo en Y sitio... Si lo quieres y puedes, porqué esperar? Esperar porque no se puede y convertirlo en una ilusión, una meta y un objetivo más de la vida no es sólo correcto, es fabuloso, pero que eso pase a ser una amargura, frustación y un sin vivir, pues no y es lo que trato de transmitir.

Una servidora se ha cortado e incluso ha permitido cosas desagradables por el bien, pero desde hace un tiempo, he ido quitándome rastres. Por qué esperar la aprobación si me apetece y puedo? Por qué esperar a los demás? Si es mi vida!!
Pues uno de estos gestos simbólicos que me hago a mi misma desde entonces, es el del autoregalo. Ya sea Navidades, cumpleaños, santo... Si algo me apetece mucho y tengo la ocasión, no me corto ni me lo pienso, pues es un regalo que me hago a mi misma para celebrar mi existencia, así cuando vea ese objeto X no será uno vulgar, será un recordatorio de que las cosas si se quieren, se consiguen.

Este año, para los que hayan revisado entradas antiguas me he reencontrado con mi amado Naruto y he vuelto a adquirir ilusiones que dejé atrás. Entre ellas, me apetecía tener el monedero, el colgante (para mi es un objeto con mucho significado) y la nueva banda de Naruto. Pues bien, eso unido a que se me ha roto el "bolso", ha hecho que investigue y tras ir encontrado las cositas, para mi cumpleaños que es a final de mes, tengo la alegría de poder decir que lo tengo!! Hoy me ha llegado la última parte y encima estoy muy contenta con el trato de la tienda y lo cuidado que estaba las cosas... Hoy con esto, soy una persona feliz :-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario